Vídeo de la semana

Los beneficios de una dieta basada en plantas

La ciencia habla claro: las plantas deben estar a la base de todas nuestras dietas para poder conllevar un estilo de vida saludable y mejorar nuestro rendimiento físico y, en algunos casos, psicológico. Es importante elegirlas en cada comida, y hoy te contamos la razón.

Ensalada de verano - verduras - Ensalada griega
GTRES

"¡Termina todas las verduras!" ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase cuando éramos pequeños? Pues, yo creo que muchas. Y creemos que es un consejo muy importante, sobre todo para los pequeños, pero que debe ser enfrentado de una manera diferente: en vez de decirlo de una forma que haga que parezca una obligación, un castigo para el niño, algo que no puede gustarle a nadie, algo que se tiene que hacer porque sí… es importante explicarles a los mas pequeños (pero también al resto de las personas) que los ingredientes y la comida que provienen de la naturaleza deben ser la base de nuestra dieta gracias al inmenso beneficio que nos aportan desde el punto de vista de la salud.

La naturaleza nos da todo lo que podemos desear para que nuestro cuerpo funcione de la mejor manera y no solamente son alimentos que poseen una versatilidad infinita para ser cocinados y servidos, sino que resultan ser también los ingredientes mas baratos del mercado. Y sí, leyeron bien: ¡son los más baratos!

Si bien la comida basura, por lo general proveniente de las marcas de fast-foods, puede alcanzar precios realmente muy bajos y económicos, esto se debe a la pobreza nutricional de los ingredientes utilizados: aditivos, conservantes, colorantes, saborizantes artificiales, azúcar refinada, grasas hidrogenadas cantidades extremas de sal son solamente algunos de los nombres de los ingredientes que encontraran en un fast-food. Si bien la comida de estos lugares puede resultar una salvación para aquellos que no quieren gastar mucha plata y que, además de eso, andan muy apurados, está demás decir que estas comidas hacen todo menos beneficiarnos: aumentan el riesgo de obesidad, de enfermedades cardiovasculares, hacen que el colesterol suba y crean un ambiente acido dentro del cuerpo de aquellos que los consumen. Un ambiente acido en el cuerpo equivale a una vida poco saludable, ya que es importante mantener un pH balanceado y comer alimentos alcalinos, ricos en vitaminas y enzimas beneficiosos para nuestros organismos. Los alimentos ricos en licopenos, por ejemplo, como los tomates, protegen contra el cáncer de próstata. Las legumbres tienen un altísimo contenido de fibras, proteínas vegetales, hierro (que favorece la síntesis de los glóbulos rojos) y reducen, en aquellos que las consumen, el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Según artículos científicos de público conocimiento, las dietas vegetarianas (más ricas en plantas que las comunes dietas occidentales, omnívoras y basadas en el consumo de carnes, harinas y azúcares refinados) están asociadas a una menor incidencia de obesidad, enfermedad coronaria, hipertensión, cáncer de páncreas y diabetes de tipo 2. ¿Esto significa que tienes que hacerte vegetariano para llevar una vida saludable? La respuesta es: no. Puedes ser vegetariano y seguir igualmente una dieta muy, muy pobre, y hasta dañina para tu organismo. En vez de limitarnos con definiciones especificas como vegetariano, vegano, omnívoro… lo que queremos exponer hoy es la importancia de que, a la base de tu dieta, estén los productos que nos regala la misma tierra: frutas, verduras, fruta seca, legumbres, cereales integrales y no refinados, hongos, algas… en fin, nuestras queridas plantas.

Estos son los alimentos que hacen que nuestro organismo funcione bien, que nos enfermemos menos, que nos mantengamos sanos y con energías, además de mejorar objetivamente nuestro aspecto exterior: está comprobada la incidencia que posee la comida sobre, por ejemplo, nuestra piel.

Las combinaciones de alimentos también son muy importantes: para absorber más hierro en nuestro organismo, por ejemplo, deberíamos aumentar nuestra ingesta de legumbres y de otros alimentos ricos en hierro, pero, ¿alcanza con eso y ya? La respuesta es no. Hay alimentos muy ricos en hierro cuya absorción resulta ser muy complicada para nuestro organismo, con respecto a otras comidas. Varios estudios científicos han demostrado que, para mejorar la absorción del hierro en nuestro organismo a la hora de digerir lo que hemos comido, es importante asumir una cantidad de vitamina C. Ya sea a través de un vasito de agua con limón o a través de un exprimido de naranja: tú eliges.

Continúa leyendo