Beneficios del pan en tu organismo

Destierra la idea de que engorda y es perjudicial para tu cuerpo. Es un alimento indispensable en nuestra dieta y te contamos el por qué.

Los beneficios del pan para tu organismo

El pan, uno de los alimentos más denostados por las dietas alimenticias también es saludable. Ingerido de una forma aadecuada nos aporta fibra -en mayor medida si apostamos por variedades integrales o multicereales- algo muy necesario para el buen tránsito de nuestro organismo y nuestra salud digestiva. También proporciona al organismo minerales –como el calcio, el hierro, el zinc-, y está forrado de vitaminas -B1 y B6-, y posee un aporte muy bajo de grasas naturales.

Así que no lo tachemos indiscriminadamente si nos estamos cuidando, porque el pan puede ayudar a cuidarte. La clave es saber qué pan tomar.

La diferencia entre el pan integral y el pan blanco radica en que en el segundo se usan harinas refinadas para su elaboración. Esta harinas se elaboran con cereales que han perdido su capa superior, en la que se concentra la mayor cantidad de fibra y minerales, por lo que nuestro organismo no los recibe. En cambio el pan integral se hace con harinas que conservan todos esos nutrientes al provenir de granos molidos con cáscara. De entre los diferentes tipos de pan integral que encontramos, el mejor es el multicereales porque contiene avena, trigo y centeno, los tres cereales que más beneficios ofrecen.

Beneficios del pan en tu organismo 2

El pan también ayuda a nuestro organismo en la prevención de enfermedades cardiovasculares, y el integral lo hace en cuanto a la diabetes. Se ha comprobado que las personas que siguen una dieta rica en fibra cereal reducen en riesgo de padecer esta patología al poseer una menor concentración de glucosa en sangre; el integral también ayuda a que el azúcar se absorba por el organismo de una manera más lenta, lo que evita que se produzcan picos.

Entonces, ¿es mejor el pan integral o el pan blanco? Existe la falsa creencia de que el primero engorda menos que el segundo, pero no es así. Una ración de pan blanco de 100 gramos nos aporta 280 calorías, siendo de 260 el aporte energético del segundo. En lo que el pan integral gana al normal es en el aporte de fibra -8,5 gramos cada 100, por 2,2 gramos en la misma cantidad del otro-, y en un mayor aporte de vitaminas y minerales.

En cuanto al tipo de pan, existe la duda de si es mejor consumirlo normal o de molde, una opción a la que muchos recurren por su mayor durabilidad. Su aporte calórico, de vitaminas y de fibra es similar al del pan blanco, pero en grasas es superior, ya que a la receta original se le suele añadir mantequilla y azúcar, por lo que se recomienda su consumo en menor cantidad. Al final, el pan de molde está producido para una mayor permanencia en nuestras despensas, la fórmula que permite esa conservación es la que carga a este suculento producto de unas grasas que son más perjudiciales para tu salud.

¿Has desterrado por fin la idea de que el pan es malo? ¿Con qué clase de todos los que existen te quedas?¿Aprenderás a cuidarte comiendo (un poquito) de pan?

 

CONTINÚA LEYENDO