Los españoles suspendemos en cuestiones de nutrición

Un estudio analiza nuestra alimentación diaria y revela que ingerimos demasiadas proteínas y grasas saturadas, pero una baja cantidad de hidratos de carbono.

Los españoles suspendemos en cuestiones de nutrición

¿Seguimos en nuestro país una dieta correcta en la que se respetan las pautas recomendadas por las organizaciones de la salud? No, según el estudio científico ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España), pues muestra que los españoles tenemos un perfil de ingesta de energía desequilibrado. Lo analizamos por elementos:

Proteínas. La EFSA (European Food Safety Authority) recomienda que la ingesta diaria de proteínas no supere un 15% del consumo total; sin embargo, la media de los españoles se sitúa dos puntos por encima de esa recomendación (16,7% en hombres y 17% en mujeres, según ANIBES).

Hidratos de carbono. Todos conocemos la importancia de los hidratos de carbono en nuestra dieta, ya que son los responsables de otorgarnos la energía necesaria para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Y precisamente aquí fallamos, ya que la EFSA recomienda que la ingesta de hidratos fuera de un 45%-60% del total, pero en nuestro país la media apenas supera el 41%.

Grasas. Las grasas y los aceites son una importante fuente de ácidos grasos esenciales, por eso la EFSA señala que el consumo de grasas debe situarse entre el 20% y el 35% del total de la energía consumida, en un rango similar a los que han propuesto la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FAO. Sin embargo, nuestro consumo se sitúa casi en un 39%, muy por encima de los estándares fijados; además, sabemos que las mujeres consumimos más grasas en nuestra dieta que los hombres (38,7% frente a 38,2%).

Azúcares. Aquí los españoles hemos hecho los deberes, ya que el consumo de azúcares apena supone el 17% de la ingesta de la energía diaria, cuando se recomienda que sea de un 18%.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS