Menú de emociones (VI)

6. ¿Hay que comer aunque no se tenga hambre? «La naturaleza es sabia -dice Senpaun- y no hay que obligarse a comer, ni siquiera a los niños. Es mejor esperar un tiempo prudencial hasta que el cuerpo envíe la señal de hambre.» No obstante, señala que tras veinte días sin consumir vitamina C, presente en las frutas y verduras, comienzan a aparecer signos de decaimiento, pequeñas hemorragias y depresión. Isabel Menéndez señala que los niños pierden el apetito cuando descubren actividades nuevas que les dan independencia (por ejemplo, cuando aprenden a andar). «No conviene presionarles, ya comerán cuando tengan hambre.»

 

6. ¿Hay que comer aunque no se tenga hambre?

 

«La naturaleza es sabia -dice Senpaun- y no hay que obligarse a comer, ni siquiera a los niños. Es mejor esperar un tiempo prudencial hasta que el cuerpo envíe la señal de hambre.» No obstante, señala que tras veinte días sin consumir vitamina C, presente en las frutas y verduras, comienzan a aparecer signos de decaimiento, pequeñas hemorragias y depresión. Isabel Menéndez señala que los niños pierden el apetito cuando descubren actividades nuevas que les dan independencia (por ejemplo, cuando aprenden a andar). «No conviene presionarles, ya comerán cuando tengan hambre.»

Continúa leyendo...

COMENTARIOS