Menú saludable para un día en la playa

Comer de picnic no tiene por qué engordar. Aquí tienes las mejores ideas para controlar las calorías que ingieres en verano.

Menú sano para un día de playa

Disfruta de un día de sol y mar comiendo sano. Olvídate del clásico bocadillo y refresco con azúcar, te damos la alternativa perfecta para disfrutar al máximo de una dieta sana. Se puede comer de manera saludable mientras disfrutas de la comida. Hablamos con los expertos del Grupo NC Salud, ellos proponen algunas ideas muy interesantes.

Empieza por desayunar cada día, así evitarás que tu cuerpo entre en “modo espera”  y comience a conseguir la energía que necesita utilizando la grasa acumulada del cuerpo. Una opción que puede causar complicaciones. Opta por:

-Cereales integrales o enriquecidos en fibra, como el muesli o la avena, para regular el tránsito intestinal que a menudo se ve afectado en esta época del año.

-Incluye un lácteo desnatado o bebida vegetal (de soja, almendras, avena,…) y al menos una pieza de fruta, pues contiene un alto efecto saciante (procura tomarla con piel para aprovechar los efectos beneficiosos de la fibra).

-Apuesta por los alimentos ricos en vitamina A y carotenoides (fundamental para garantizar el buen estado de la piel y las mucosas), como la sandía y el tomate, y también por el pimiento y la zanahoria, que además protegen nuestro organismo de los efectos nocivos del sol y potencian el bronceado.

El momento del aperitivo en la playa es clave dentro de las vacaciones. Sustituye las clásicas patatas fritas por:

-Un nutritivo zumo de frutas naturales, granizados, limonada, los famosos smoothies o la veraniega horchata, típica de Valencia.

-Y para picotear, localiza aquellas tapas que contengan menos grasas, como las sardinas, los boquerones, el atún o el salmón, ayudan a la reducción de la inflamación y la irritación de la piel dañada por el sol.

Procura que la hora de la comida no esté distanciada en más de 3-4 horas de la última ingesta de alimentos:

-Como primer plato, concede todo el protagonismo la verdura, que permite elaborar platos muy diversos, como puede ser la ensalada de verduras asadas, la ensalada de canónigos con nueces, el famoso gazpacho (en el que es preferible sustituir el pan por zanahoria),… ¡Échale imaginación!

-De segundo plato, puedes apostar por  sepia a la plancha o el bacalao con tomate, o por el pollo en forma de brocheta; propuestas fáciles de llevar en tupper a la playa.

A continuación llega la merienda:

-Recurre a la fruta, bien tomándola sola, en macedonia o exprimida para zumo, si eliges esta última opción, procura no colar la pulpa, pues es rica en fibra y proporciona una sensación de saciedad más prolongada.

- Los sándwiches integrales, con pollo, pavo o verduras, son la mejor alternativa al chocolate y la bollería. Las infusiones en frío también son buenos aliados para este momento del día, como Herbapremium, compuesta a base de Sen, Manzanilla, Cola de Caballo e Hibisco, plantas que favorecen la digestión y combaten la retención de líquidos.

Para la hora de la cena lo más probable es que hayas vuelto a casa. No olvides comer despacio e intentar hacer algún tipo de actividad como caminar, jugar a las palas o nadar.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS