Mitos y verdades del yogur

Desde que su efecto es positivo para tu piel si te lo aplicas como mascarilla, hasta que es bueno tomarlo si estás tratada con antibióticos, todos hemos oído muchas historias y leyedas sobre él. ¿Son todas ciertas?

Mitos y verdades del yogur

¿Es el yogur un súperalimento? Uno de los productos más comunes en cualquier nevera ha emergido como el compañero perfecto al que incorporar todos esos productos que tantos beneficios aportan a nuestro organismo, como semillas, bayas o frutas, gracias a su versatilidad. Protagonista de desayunos, meriendas, y postres –o incluso platos principales en salsas que lo contienen-, todos conocemos las incontables ayudas que nos aporta, tanto al consumirlo como aplicado como cosmético.

Pero, como sucede con otros alimentos ‘de moda’, al final damos por ciertos ideas y principios que no sabemos realmente lo son. Por ello, desde Kaiku Sin Lactosa nos ayudan a analizar los mitos más extendidos sobre los beneficios del yogur para conocer si realmente son verdad o no.

1. "El yogur ayuda a la piel de tu rostro". Verdadero. Es uno de los alimentos que más beneficios aporta al cutis, pues al consumirlo obtenemos las proteínas necesarias para mantener una piel firme, lisa y más resistente a las arrugas. Además, si lo aplicas directamente a modo de mascarilla facial -solo o acompañado de miel o vino-, conseguirás suavizar la tez y mejorar su aspecto y textura gracias a su gran poder hidratante. 

2. “El yogur sirve como after-sun”. Verdadero. Si te has quemado bajo el sol y no tienes esta loción a mano, no sufras, aplica yogur natural en la zona. Sus enzimas y probióticos ayudarán a una recuperación más rápida de la piel.

3. “Es bueno tomar yogur si se están tomando antibióticos”. Verdadero. Los antibióticos actúan de manera agresiva contra las bacterias causantes de las infecciones y, al atacar las dañinas, eliminan colateralmente las positivas para el equilibrio de la flora intestinal. El consumo de yogur ayuda a proteger y recuperar el intestino durante y después del consumo de antibióticos gracias a su contenido en bacterias saludables.

Mitos y verdades del yogur

4. “Los yogures con cualquier tipo de topping tampoco engordan”. Falso, depende del acompañamiento. Con el boom del yogur helado como snack sano caló entre nosotros la costumbre de añadirle otros elementos. Hay que tener cuidado, pues no todos los tipos de topping son saludables; destierra los ricos en azúcares como el chocolate, los crumbs de galletas o trocitos de tarta, y apuesta siempre por frutas o frutos secos. Tu cuerpo lo agradecerá.

5. “El yogur ayuda a hacer bien la digestión”. Verdadero. Este alimento hace que el proceso vaya lo más rodado posible gracias a la acción de los probióticos. “Los yogures con Lactobacillus ayudan a la correcta absorción de los nutrientes al equilibrar la flora intestinal”, nos cuentan desde Kaiku Sin Lactosa.

6. “El yogur se debe tomar después de hacer ejercicio, no antes”. Falso, no es relevante. Su consumo es positivo tanto antes como después de hacer deporte. Antes, proporciona un extra de energía necesario y garantiza la sensación de bienestar; después, ha demostrado ser un aliado para la recuperación, pues sus carbohidratos ayudan a reponer las reservas de energía y las proteínas reparan los músculos tras el ejercicio.

Etiquetas: superalimentos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS