¿Nos engaña la sensación de hambre? ¿Por qué tengo hambre después de comer?

Hay veces en las que tenemos hambre porque hace horas que no hemos tomado nada y necesitamos comer, sin embargo, en otras ocasiones, tenemos la sensación de hambre cuando no deberíamos. ¿Te has preguntado por qué?

¿por qué tengo hambre aunque haya comido?
Gtresonline

Hay veces en las que tenemos hambre porque hace horas que no hemos tomado nada y necesitamos comer, sin embargo, en otras ocasiones, tenemos la sensación de hambre cuando no deberíamos. ¿Te has preguntado por qué?

Se puede sentir hambre porque es la hora de comer o el momento en el que nuestro cuerpo necesita alimento o, simplemente, nuestro cerebro nos puede estar “engañando” lanzándonos la sensación de hambre cuando detrás se esconden otros motivos.

Hay que saber diferenciar cuando es normal tener hambre y necesitamos comer o cuándo podemos estar sucumbiendo ante problemas ocultos como el estrés, el insomnio, la falta de azúcar, etc.

Hay razones por las que el cerebro manda señales de hambre sin tener necesidad de ingerir alimentos. ¿Sabes cuáles son? No te pierdas nuestra galería 5 razones que se esconden detrás de la falsa sensación de hambre.

¿Por qué tengo hambre después de comer?

“Comer no implica que te estés nutriendo. Por mucha cantidad de comida que ingieras, si no le estás aportando a tu cuerpo los nutrientes necesarios para que funcione correctamente, no se sentirá saciado y te pedirá más. El hambre es la forma que tiene tu cuerpo de comunicarse contigo para que decirte lo que necesita” comenta Fran Sabal, autora del libro Nutrición Emocional y creadora de la Escuela de Nutrición Emocional.

Eres consciente de que acabas de terminar de comer pero, no lo puedes evitar, volverías a empezar. Si esto te pasa con frecuencia quizá estás cometiendo algunos errores en tu rutina alimenticia que tienes que corregir: "esta necesidad de seguir comiendo, no frenará hasta que tu cuerpo no se sienta satisfecho, por lo tanto, si no sabes cómo nutrirlo correctamente, estarás tomando cantidades de comida que no son beneficiosas para tu cuerpo, que a la larga repercutirán sobre tu peso, y habrás entrado en un bucle en el que por más que comas no terminarás de sentirte colmado", nos explica Fran Sabal.

¿Qué podemos hacer para remediar esta sensación de hambre constante?

Fran, basándose en su experiencia personal y de años de estudio, recomienda: El Método de los 4 Elementos. El objetivo es seguir un hábito alimentario saludable y equilibrado obteniendo un balance entre los macro y micronutrientes. Si estás relacionada con el mix and win del mundo de la moda, esto te suena. La clave es: aprender a mezclar las proteínas, hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas y minerales. Los primero que tenemos que repasar es cómo y quiénes son cada uno de estos nutrientes:

1. Proteínas: Las encontramos principalmente en las carnes, carnes vegetales, pescados, mariscos, huevos, lácteos y legumbres.

2. Hidratos de carbono: podemos obtenerlos en todos los cereales como la pasta, el arroz, la avena. Trata de consumirlos de forma integral,  porque conserva sus propiedades naturales.

3. Grasas saludables: que se encuentran en los aceites, frutos secos, semillas, aguacate, coco, aceitunas entre otros.

4. Vitaminas y minerales: principalmente los obtenemos de las frutas y verduras.

EL objetivo es que todas tus comidas diarias contengan todo tipo de nutrientes para que nuestro cuerpo pueda realizar sus funciones y aportarle la energía necesaria. Este equilibrio perfecto de alimentos, nutrientes y cantidad conseguirá no  solo que controles tu peso a la larga sino que logres reducir tu ansiedad, y no trates de frenarla con alimentos calóricos que no aportan más que azúcar y grasas saturadas a tu organismo

Continúa leyendo