Ponerse morena: alimentos bronceadores

Para mucha gente, no hay verano ni vacaciones si la piel no vuelve bronceada. Ponerse morena es algo que muchas mujeres buscan, en mayor o menor medida, durante los días de descanso.

tomar sol alimentos

Para mucha gente, no hay verano ni vacaciones si la piel no vuelve bronceada. Ponerse morena es algo que muchas mujeres buscan, en mayor o menor medida, durante los días de descanso.

 

Como pasa en otros muchos casos, la belleza choca con la salud cuando caemos en los excesos y pasamos por alto las precauciones. Ni ponerse “vuelta y vuelta” a tomar el sol, ni dejarnos el protector solar en casa son buenas ideas para lucir una piel morena, ya que los riesgos para la salud son muchos.

 

Una buena manera de conseguir un bonito bronceado es adaptar nuestra alimentación: existen alimentos aceleradores del bronceado y, además, la preparan para asimilar mejor la radiación solar. ¡Llévalos a tu mesa!

 

¡Del plato a la piel!

El poder de los betacarotenos es un gran aliado para broncear la piel. Las frutas y verduras, en especial las que tienen colores más vivos y llamativos, son las que más betacarotenos contienen. Los zumos de frutas, además de ser refrescantes y perfectos para el verano, también nos ayudarán en nuestro objetivo de ponernos morenas.

 

Introducir en nuestra dieta algún producto integral como arroz o pasta hará que nuestra piel esté más hidratada y el cambio de tonalidad se note más rápido.

 

Vitamina C y vitamina E son básicos para hacer que los rayos de sol tengan un efecto positivo en nuestra piel, ya que bloquean el paso de los radicales libres y protegen las fibras de colágeno.

 

Los ácidos grasos procedentes, por ejemplo, del pescado azul o los frutos secos hacen que la piel esté más hidratada y con mayor elasticidad, por lo que el bronceado dura más tiempo.

 

Etiquetas: bronceado

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS