Power food

Fichamos a una solicitada especialista: Vanessa Losada. Escucha a toda una eminencia en 'Ecofood & Eating'.

Vanessa Losada

El desayuno perfecto.

"Es vital desayunar en casa y dedicarle un tiempo. Entre las siete y las ocho de la mañana tomar un licuado de frutas natural recién exprimido. Pasados 20 minutos, un té verde y tres rodajas de aguacate (rico en omega 9, imprescindible apra el sistema nervioso y el cerebro) sobre una rebanada de pan de espelta integral o pan germinado con un poco de sésamo y sal marina por encima. Además, a media mañana, sobre las once, tomar un puñado de almendras crudas para combatir la fatiga intelectual y evitar los picos de glucosa producidos por los ayunos de más de tres o cuatro horas, que son muy nocivos".

Suplementos beneficiosos.

"Los suplementos naturales tienen efectos secundarios dependiendo de cada persona, por lo que es necesario siempre recurrir a un buen profesional para una prescripción adecuada. Pero, en general, el ginkgo biloba es una planta muy adecuada porque mejora la circulación cerebral, aumenta la capacidad intelectual, agiliza el aprendizaje y facilita la concentración. La fosfatidilserina desarrolla la memoria, el aprendizaje y aporta bienestar emocional. También conviene suplementar con omega 3, que ayuda a la transmisión del impulso nervioso y al buen funcionamiento del cerebro. La vitamina B12 alivia la fatiga, la irritabilidad y el insomnio. Y la coenzima Q10 estimula la producción de energía, ayudando a mantener una actividad mental adecuada".

Vanessa Losada

Alimentos para combatir el estrés.

"Los anacardos crudos, la avena, los cereales integrales, las ensaladas verdes, los garbanzos, etc. En la mayoría de los casos, además de introducir estos alimentos, hay que eliminar otros que nos están perjudicando. También hay que trabajar la respiración, el descanso y los pensamientos y las emociones que nos perturban".

Excelentes infusiones.

"Preparar una infusión en casa y llevarla en un termo es una buena opción que nos ayuda a beber agua entre horas también. Una infusión de té verde, rico en antioxidantes, con orégano, imprescindible para mejorar el riego del cerebro; tomillo, que aporta glucosa al cerebro, y malvavisco, que potencia la memoria, sería un buen cóctel para tomar durante la mañana".

Mitos al destierro.

"Es mejor evitar alimentos estimulantes, como el guaraná, el café o el ginseng, ya que pueden ser perjudiciales a largo plazo agotando nuestras suprarrenales. Es preferible optar por alimentos de gran valor nutritivo que aporten energía y podamos introducir en la dieta a diario como la jalea real, el polen, el alga espirulina, el germen de trigo, la algarroba y las bayas de maquí".

Para una buena digestión.

"Lo primero es el ambiente, comer en un lugar tranquilo sin demasiados estímulos. Nunca delante del ordenador cuando estamos trabajando. La postura también afecta a la digestión. Nunca de pie, ni reclinados, ni tumbados. Hay que estar sentado, parado y erguido. Comer despacio. La salivación y masticación es un proceso básico para que después el resto de los órganos peudan realizar sus funciones correctamente. Hay que evitar tomar dulces después de las comidas. La fruta, los postres y las infusiones con azúcar pueden producir fermentaciones que generan gases. No tomar agua durante la comida, ya que diluye las secreciones ácidas que intervienen en la digestión, dificultando su proceso. Después de comer, evitar acostarse hasta dos o tres horas, pues dificulta las funciones digestivas. Si se quiere echar un rato la siesta, siempre reclinado".

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS