Por qué la moringa es el nuevo súper alimento que debes incluir en tu dieta

El té matcha, el kale y las espinacas ya le están haciendo un hueco en todas las bebidas verdes más revitalizantes.

Aunque nos suene a un nuevo baile, la moringa en realidad es un poderoso alimento de color herbáceo que se postula como una alternativa aún más saludable (si esto es posible) a los tradicionales ingredientes de los zumos verdes como el kale o o las espinacas.

 

Moringa: ¿por qué suscita tanto revuelo?

Originario de la India, Pakistán y Nepal, la moringa oleifera es una planta medicinal con un elevado contenido de vitaminas y minerales como el hierro, los carotenoides o la vitamina C, y entre sus beneficios se encuentran propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibióticas. De hecho, las hojas de moringa contienen siete veces más vitamina C que cuatro naranjas, cuadruplican la dosis de vitamina A que proporcionan las zanahorias y triplican el potasio de los plátanos. También contienen flavonoides como la quercetina, que puede estabilizar la producción de histamina, y el ácido clorogénico, que ha demostrado tener un efecto equilibrante sobre el azúcar en sangre. La moringa contiene calcio y magnesio, por lo que también se posiciona como una gran fuente de nutrientes para fortalecer los huesos, el sistema nervioso y el tono muscular. Además, su alto contenido en aminoácidos, vitaminas y minerales convierte a las hojas de esta planta en un gran refuerzo de energía natural, a pesar de que no contienen cafeína.

Por todas estas razones, no es de extrañar que esta alternativa vegetal repleta de nutrientes haya sido tan bienvenida en los recetarios de batidos y zumos con vocación súper saludable, como lo ha sido durante años en la medicina ayurvédica.

moringa planta medicinal
Unsplash

¿Cómo se toma?

También conocida como 'árbol de la vida', las hojas frágiles de la moringa son la parte más popular de esta planta y se pueden comer enteras - tienen un sabor fuerte y se utilizan en ensaladas, sopas y guisos de cocina -, pero la mayoría de las veces se secan y se muelen hasta obtener un polvo fino y aterciopelado que debe ser de un color verde vivo que indica que se ha secado correctamente y mantiene sus propiedades. Así es como se encuentra comúnmente para ser utilizada como especia, y también como infusión o en batidos, zumos (su sabor combina muy bien con los cítricos) y suplementos alimenticios que se venden en los comercios bio.

Su ingesta se recomienda siempre acompañada de otros alimentos y en pequeñas dosis (media cucharadita de café diaria durante una semana que después se puede aumentar a una), ya que un exceso de este ingrediente podría producir cólicos debido a su alto contenido en fibra.

 

¿A qué sabe?

Su sabor es parecido al del un té matcha que hubiera sido enriquecido con espirulina - suplemento dietético que se obtiene a partir de algas cianofíceas - y, cuando se disuelve en agua, proporciona un sabor amargo y ligeramente dulce.

Continúa leyendo