Cómo adelgazar 3 kilos de la forma más sencilla y sin sacrificios

3 minutos

Pon en práctica estos consejos y líbrate de esos kilos que siempre vuelven contigo tras las vacaciones.

Volvemos de las vacaciones en las que hemos conseguido desconectar "completamente" de nuestra rutina diaria y hemos disfrutado de noches de restaurantes maravillosos, míticas comidas de la abuela, cenas entre amigos y tardes de tintos de verano y cervezas en terrazas. 

Entonces, llega el momento en el que recordamos lo que es un peso o tener que ponerse un pantalón de oficina y entra el bajón. Esa depresión post vocacional se va con el tiempo, una vez empiezas a rehacer los planes en la ciudad o acostumbrándote a ese maldito sonido de despertador. Pero el peso... es otro tema.

Tienes que poner de tu parte para que también se vaya con el tiempo, ¿cómo? Nosotras te damos unos consejos para que sea más fácil y, ya sabes, cuando se quiere, se puede.

Istock
Istock

1- ¿Cómo cocinar los alimentos? Al vapor, al horno o a la plancha. Intenta pelar los alimentos para evitar la hinchazón y si eres una amante del dulce, asa las verduras en su jugo hasta que suelten todos sus nutrientes, de este modo conseguirás un sabor dulzón que no engorda nada. Consejo: no te excedas en la cocción, para que el alimento no tarde en digerirse y transformarse en glucosa.

2- Utiliza platos de postre para comer. Ver un plato lleno da la sensación de que estás comiendo mucho y te sientes llena antes. Hace que te sirvas menos cantidad. Además, debes comer despacio y masticando bien. ¡El proceso de digestión empieza en la boca!

3- Bebe agua sin tener sed: ¡Haz trabajar a tus riñones! Si mantienes el organismo en constante hidratación, ayudas a erradicar las grasas acumuladas. Si bebes antes de las comidas, el agua puede producirte sensación de saciedad, si bebes durante la comida la acidez del estómago baja y la digestión se hace más lenta. ¿Curiosidad? Cuanto más fría, peor, ya que solidifica las grasas.

4- Cuidado con los lácteos desnatados. En exceso provocan retención de líquidos y nos hacen desear dulce. Nunca los tomes de postre..

5- Pan sí, pero integral. Una pequeña dosis de hidratos de carbono en la comida evita las tentaciones dulces

Evita las tentaciones y...

Istock
Istock

6- Alíate con las hierbas, algunas evitan la absorción de grasas y azúcares y aceleran la metabolización de los alimentos.

7- Come legumbres dos o tres veces a la semana. Son bajas en grasas, ricas en proteínas, ácido fólico, fibra y tienen vitaminas B y E.

8- Especias y salsas: Sustituye la sal por especias saludables como el orégano, las hierbas de la provenza, el comino… Entre las salsas elige la de pesto y la provenzal, ya que su elaboración no lleva sal, y olvídate de la soja. Casi toda la soja y sus derivados son genéticamente modificados, y no hay que olvidar que nuestro cuerpo no puede procesar y digerir la comida que está manipulada genéticamente.

9- Frutas ácidas solo antes de las comidas. Si las tomas después de comer, suman azúcares, que al ser de absorción rápida, se transforman inmediatamente en grasa por la subida de la insulina.

10- A partir de mediodía, apuesta por alimentos saciantes como la manzana, el pavo, las gambas o el queso blanco.

11- Picoteo permitido: Verduras crudas y algunos frutos secos como las nueces, las castañas, las pasas y las almendras.

12- Compra productos ecológicos y de calidad. ¡Notarás la diferencia!

13- ¡IMPORTANTE! Que no falte deporte: si llevas tiempo sin hacer, vé poco a poco. Lo perfecto es hacer como mínimo tres veces a la semana. Si lo que necesitas es quemar grasas haz deportes cardio como Body Combat, ciclo, correr, saltar a la comba, ejercicios en los que notes el sudor. Si ya has perdido suficiente grasa, combina un día de ejercicio cardio con ejercicios fitness como abdominales, sentadillas, plancha...

¡A por ello!

Etiquetas: adelgazar, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS