Hábitos que hacen daño a tu salud (y ni siquiera lo sabes)

Hay ciertas rutinas que tienes muy interiorizadas pero que no le están haciendo ningún bien a tu salud. Aún estás a tiempo, -casi todas- tienen remedio. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Son tus hábitos de vida perjudiciales para tu salud?

¿Eres de las que pasa más tiempo pidiendo comida fast food a domicilio que cocinando? ¿De las que no se levanta del sofá en todo el fin de semana? Puede que, sin saberlo, estés poniendo en riesgo tu salud. El plan de Netflix and chill está bien de vez en cuando, pero no todos los días. Aunque estos hábitos no son los únicos que afectan a tu salud, hay ciertas rutinas que te están haciendo más daño del que imaginas.

 

No haces de tu sueño una prioridad

Dormir es muy importante para estar al máximo durante el día (y para encontrarnos bien también), todo el mundo lo sabe. Sin embargo, todos nos quejamos de que nunca dormimos lo suficiente y cuando lo hacemos, interrumpimos el sueño por las nuevas tecnologías -quién diga que no miente- por lo que la calidad del sueño, según los expertos, es cada vez peor y menos completa. Si dormimos de 7 a 8 horas diarias y dejamos los dispositivos móviles fuera de la habitación (por muchas razones) notaremos como tendremos más energía y vitalidad y además, nuestra piel lucirá mejor ya que la falta de sueño hace que se resienta. Si son todo ventajas, ¿por qué no lo hacemos?

Comes en la mesa de la oficina

Sabes que sino te organizas y te llevas el tupper al trabajo, acabarás comiendo lo primero que se te presente en la mesa. Imagina esto: tres de la tarde y tu compañero aparece con una caja de galletas de chocolate. ¿Qué haces? Pues comerte todas las que puedas. Sin embargo, si has comido y estás satisfecha es más difícil que caigas en la tentación y si lo haces, será solo con una (que de vez en cuando te lo puedes permitir) y no con toda la caja. Lo mejor es que no dejes tus comidas sin planear, porque la alimentación es primordial a la hora de estar saludable.

Las bebidas naturales engañan

batido
Unsplash

Puede que estés llenando tu dieta de bebidas de frutas, de smoothies... y puede que no sea lo más sano. Sobre todo si no sabes los ingredientes que lleva, especialmente el azúcar. Si vas a beber mezclas envasadas leer los componentes es algo básico. Y debes fijarte mucho en la cantidad de aditivos. Es mucho más sano que lo hagas tú mismo o que vayas a un sitio donde sepas que es todo natural. Así no meterás sustancias innecesarias en tu organismo.

No haces ejercicio al día siguiente de salir

Sí, has leído bien. Si haces ejercicio después de beber algún que otro cóctel (o muchos) tu organismo te lo agradecerá. ¿Por qué? Sudar hace que te deshagas de las toxinas que te provocan el malestar y beber grandes cantidades de agua te ayudará a hidratarte, algo que necesitas los días de resaca. Puede parecer una tortura hacer esto un domingo cuando lo único que quieres es estar en el sofá... Pero es la mejor manera de curar tu resaca. Te lo aseguramos.

Comes según las modas

¿Te acuerdas del boom del aceite de coco? ¿O la moda de echarle aguacate a todo? Antes de llenar tu frigorífico con las combinaciones de moda estaría bien que te informaras sobre sus propiedades y nutrientes y cuál es la mejor manera de comer estos alimentos. Una dieta rica en vitaminas y minerales es lo más saludable. Come de todo y mantén una dieta rica en frutas y verduras, tu cuerpo te lo agradecerá.

CONTINÚA LEYENDO