¡Tengo intolerancia a los alimentos!

Dolor de estómago, vómitos, granos en la piel, fatiga crónica… tener estos síntomas puede ser confuso y “despistar” acerca de la afección que tenemos, sin embargo, en muchos casos, pueden ser la señal para detectar que padecemos intolerancia alimentaria.

Intolerancia a los alimentos

Dolor de estómago, vómitos, granos en la piel, fatiga crónica… tener estos síntomas puede ser confuso y “despistar” acerca de la afección que tenemos, sin embargo, en muchos casos, pueden ser la señal para detectar que padecemos intolerancia alimentaria.

 

Otro factor que hace difícil, en muchas ocasiones, saber que se trata de intolerancia a alimentos es que la reacción adversa no tiene por qué darse inmediatamente después de consumir el alimento. De hecho, puede producirse horas o, incluso, días después, por lo que establecer una relación directa se hace complejo.

 

Se suele confundir intolerancia alimenticia o alimentaria con alergia a alimentos, sin embargo, no es lo mismo. En el caso de las alergias alimenticias lo que se activa es el sistema inmune y la reacción suele ser rápida. La intolerancia alimentaria se produce porque nuestro cuerpo genera anticuerpos frente a alimentos que el organismo no tolera y los síntomas pueden ser muy diversos y aparecer al cabo del tiempo.

 

Generalmente, es necesario tener paciencia para detectar que se trata de una intolerancia a determinados alimentos y, lo mejor para acabar con los síntomas, es dar con los “culpables” de la reacción de nuestro organismo y retirarlos de forma controlada de la dieta.

 

Test de intolerancia a los alimentos

Existen diferentes pruebas para determinar qué alimentos son los que provocan la reacción de nuestro cuerpo. El test de intolerancia alimenticia es una herramienta muy eficaz para poner solución al problema. Consiste en extraer sangre al paciente para analizar la reacción de los anticuerpos ante alimentos concretos e identificar aquellos que causan rechazo.

 

La gama de alimentos que se escoge suele ser muy amplia y, entre ellos, están los más comunes, como la leche, los huevos o la fruta.

 

Si tienes síntomas como los que te hemos contado y se repiten con frecuencia, engordas sin motivo aparente o te hinchas sin encontrar la causa, consulta con los expertos la posibilidad de padecer este trastorno de la salud.

 

Si quieres saber cuáles son las intolerancias más comunes, no te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS