Verduras, tómalas conservando sus nutrientes

Te damos cinco pautas para que puedas preparar deliciosos platos con ellas sin que pierdan ninguno de los elementos que tanto necesita nuestro organismo.

Verduras, tómalas conservando sus nutrientes (1)

Puede que sepas que cocinar los alimentos, sobre todo las verduras, influye de manera negativa en su aporte nutritivo; pero lo que seguro desconoces es que al someterlas a ciertas técnicas culinarias, también se produce el efecto contrario.

Hay vitaminas como la C, la B1 y la B6, que son más sensibles que otros nutrientes al calor, por lo que el efecto que provocan las altas temperaturas a las que se ven sometidos los productos que las contiene durante el proceso culinario generan que su aporte nutricional disminuya. Por su parte, otros elementos que también se encuentran presentes en las verduras, como minerales y macronutrientes, se mantienen estables aunque sean sometidas a este proceso.

Como nos cuenta desde Noom Coach -un app centrada en promover un cambio saludable de hábitos y asesoramiento nutricional y de entrenamiento-, el truco para evitar esta pérdida de nutrientes en las verduras se encuentra en la diversidad, en consumirlas conociendo qué forma es la mejor de preparar cada producto, y manteniendo el equilibrio perfecto entre los platos que las contengan crudas y aquellas que lo hagan cocinadas.

La cuestión es, ¿cómo podemos tomar las verduras para minimizar esta pérdida de nutrientes y vitaminas? Gracias a Noom Coach te damos cinco claves sencillas:

Verduras, tómalas conservando sus nutrientes (2)

1. Salteadas. Algunas verduras, como las espinacas o las hojas de remolacha, son ricas en calcio, uno de los minerales que con el calor no pierde su aporte nutricional. Saltéalas para conseguir un extra de magnesio y hierro, además de una enorme fuente de antioxidantes.

2. Al vapor. Cocinar al vapor las verduras es una manera de consumirlas de forma sana y deliciosa. Los espárragos, por ejemplo, al ser sometidos a esta técnica culinaria, liberan todas sus propiedades antiage, así como sus beneficios depurativos, vitaminas y minerales.

3. Al microondas. Calentar las verduras en el microondas no mina sus propiedades, al contrario de lo que muchos creen. Algunas, como el boniato, desprenden betacaroteno cuando se calienta en él, un elemento muy bueno para nuestro organismo que ayuda a fortalecer el pelo y las uñas

4. Asadas. Es una de las mejores maneras de consumir verduras y frutas como el tomate, un producto que contiene un anticancerígeno llamado licopeno, que también se encuentra en el pimiento rojo.

5. Crudas. La coliflor, el brócoli, las coles de Bruselas o la calabaza contienen una encima que hace que, al consumirlas crudas, se desplieguen sus propiedades anticancerígenas; si las cocinas, estas disminuyen, por lo que es bueno tomarlas como acompañamiento en ensaladas.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS