Belleza -- Nutrición

Un día de Navidad en calorías

La cuenta atrás ha empezado. Apenas faltan dos meses para que llegue una de las fiestas más deseadas del año: la navidad. Porque para muchas de nosotras es sinónimo de alegría, reunión familiar y magia, la esperamos con un entusiasmo poco disimulado. Es la época de buenas intenciones, sentimientos, pero también excesos. Efectivamente, si algo caracteriza estas fiestas es sin duda alguna la palabra tentación. Regalos, decoración y looks de fiesta se acumulan y aunque se agradecen y conforman la belleza de Navidad, suponen un gasto que muchas veces no somos capaces de controlar. A ello se suma el pecado capital supremo: la gula. Salir a tomar el aperitivo, comer con los amigos, cenar con compañeros de trabajo, tomar dulces…las navidades están llenas de planes...y excesos ¿Pero te has planteado alguna vez cuántas calorías supone un día de Navidad?

Tendemos a comer en cantidades mucho más importantes, de peor calidad (aunque no sistemáticamente) y de forma menos saludable que el resto del año. Teniendo además en cuenta que la práctica de una actividad física es menor durante las vacaciones de Navidad, necesitamos en teoría menos calorías que lo habitual. ¿La clave para no engordar significativamente durante estas fiestas? Compensar. Si sabemos de antemano que tenemos una comida, una merienda o una cena muy calórica en la que vamos a comer sin privarnos de absolutamente nada, es imprescindible a lo largo del día degustar manjares mucho más ligeros que nos permitan "matar el gusanillo" sin excesos. Por ejemplo, algunos alimentos como las nueces, fuente de fibras y ácidos grasos, o las manzanas que sacian el hambre sin hacernos engordar. Aunque parece evidente, siempre es bueno recordarlo: beber agua es también un remedio natural y eficaz para calmar la sensación de hambre. Prueba a beber un vaso justo antes de comer, notaras la diferencia. Cocinarlo todo al horno, optar por las opciones más ligeras...son numerosos los trucos que puedes seguir para no ganar peso en Navidad.

Te proponemos descubrir cuántas calorías puedes absorber en total en tan solo un día de fiesta. El objetivo no es evidentemente hacerte sentir mal, sino ser consciente de lo que supone saborear un día navideño y, si lo deseas, cambiar tu habito anual. Recuerda aun así que solo es un día al año, te puedes permitir un exceso.