10 trucos para combatir el pelo graso que te salvarán de más de una

¿Se te engrasa con facilidad el cabello? Pon en práctica los siguientes 10 tips y luce una melena de revista.

10 tips para el pelo graso
Getty Images

Para la mayoría de las mujeres lucir una melena sana y bonita es algo fundamental. De hecho, seguro que en más de una ocasión verte bien o no ha dependido en gran medida de cómo de conforme estés ese día con tu pelo.

El cabello graso es un problema que afecta a muchas mujeres, aunque por lo general suele darse con más frecuencia en aquellas personas con una melena extremadamente lisa. Sin embargo, algo tan simple como seguir unos hábitos adecuados puede conseguir que controles este problema. Por eso, como aún no conocemos a nadie que le guste que se le engrase el pelo, hemos realizado una selección de los consejos que debes seguir para conseguir lucir pelazo. Eso sí, si ves que aún así persiste, lo mejor es que acudas a un dermatólogo.

1. Si es orgánico, mejor. Lava el pelo, al menos, dos veces a la semana con productos naturales que regulan la producción de sebo y respetan el pH de la piel. Y evita los agresivos, como gominas, lacas y espumas, que dejan residuos en el cabello.

2. Utiliza productos específicos. Aplica un champú específico para pelo graso con aloe vera, arcilla u ortiga, que nutra el pelo sin secarlo. Y por supuesto, nada de aplicarlo directamente sobre tu cabello. Si ves que un día tienes el pelo graso, también puedes optar por utilizar un champú en seco.

3. Evita cepillarlo en exceso o tocarlo con las manos para no distribuir la grasa del cuero cabelludo por la melena.

4. El masaje, para otro momento. Cuando enjabones, no masajees con los dedos en exceso para evitar estimular las glándulas sebáceas.

5. El agua siempre templada para evitar dañar el cuero cabelludo y estimular la producción de sebo. Eso sí, una vez te hayas lavado el pelo, puedes terminar con agua fría, para así conseguir que se vea más brillante por más tiempo. Lo mismo pasa con el secador, no debes utilizarlo muy cerca de la cabeza, de hecho lo mejor es que lo utilices a una distancia aproximada de 15 cm.

6. A quien madruga… Siempre es mejor lavarse el pelo por la mañana, porque por la noche la actividad de las glándulas sebáceas aumenta y cuando te levantes te encontrarás el pelo graso de nuevo.

7. Dieta equilibrada. Te conviene incluir en tu dieta alimentos que contengan mucha vitamina B7: como la soja, la avena, la cebada o el maíz; alimentos ricos en selenio, como los ajos, las coles, los pepinos, las calabazas o las manzanas; y alimentos ricos en zinc, como el apio, los espárragos o incluso las borrajas. En definitiva, la dieta influye. ¡Así que cuidado con lo que comes!

8. Sin rastro. Limpia tus cepillos y peines con frecuencia para eliminar restos de residuos.

9. Fuera problemas. Haz deporte para mantener a raya el estrés, causante de una mayor actividad sebácea.

10. En serio. Acude a un especialista cuando el exceso de sebo produzca otros problemas en el cuero cabelludo, como puede ser una dermatitis.

CONTINÚA LEYENDO