Atención, chicas morenas: así es cómo se consigue la melena que desearán las rubias

Las melenas morenas están demostrando toda su vitalidad y no paran de ofrecer nuevas versiones cada vez más creativas. ¡Toma nota de estos looks!

Apostar por el color natural no significa renunciar a las tendencias y mucho menos lucir un look lleno de magnetismo. Raquel Saiz, experta colorista y directora de Salón Blue by Raquel Saiz nos explica cómo explotar la energía de las melenas castañas.

Para las que quieren enriquecer sin cambiar

Muchas mujeres sienten verdadero apego a su color natural y no sabrían verse con otro. Sin embargo, eso no supone renunciar a lucir una melena llena de luz. "El color castaño en toda su variedad cromática es una base perfecta para conseguir resultados tan bonitos como apasionantes. Si nos gusta nuestro color natural y solo nos animamos a un cambio sutil, pero efectivo, entonces sugiero crear unos reflejos teaseylights. Una técnica que consigue mechas con un aspecto muy natural, sin perder la base oscura del pelo. Aporta una nueva luz con un aspecto difuminado, sobre todo, en medios y puntas, que lo hacen increíble", explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Una melena rica y llena de matices

Los tonos oscuros son perfectos como punto de partida, así como de llegada a la hora de diseñar nuestra imagen. Solo es cuestión de decidir nuestras preferencias. "Iluminar, aportar matices y enriquecer una melena castaña es muy fácil y, además, no cuesta demasiado mantenerlo. Si tu piel tiene tonalidades frías escoge reflejos como los ceniza, cacao o un toque cobrizo. Si, por lo contrario, es cálida, decídete por darle la dulzura de un canela, avellana o caramelo. Además, los looks más vibrantes son aquellos que combinan varios tonos", indica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saizdesde Torrelavega (Cantabria).

Cómo reforzar el magnetismo

No solo es cuestión de color, también de las técnicas que exploran los distintos lenguajes de cada tono. Por tanto, según el resultado que busquemos, aplicaremos los reflejos de un modo u otro. "Si lo que buscamos es un efecto más gradual en el color, entonces trabajaríamos los tonos con ombré. De ese modo, las puntas quedarían más claras que la raíz, pero creando una progresión cromática. Es una manera diferente de romper con una melena monocolor con multitud de opciones. Se puede realizar alternando mokas en la raíz y cacao en las puntas o bien añadiendo un castaño más claro para que sea un look más veraniego", propone Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Cuando la intensidad no es un problema

Los tonos más oscuros son muy atractivos y las propuestas que nos llegan los hacen todavía más divertidos. "Un tono espresso muy oscuro matiza aún más una base oscura. También podemos combinar un cacao en su versión más oscura, casi negra, de una forma muy sutil para avivar todavía más nuestro pelo. Se trata de encontrar aquel apunte o matiz que sorprenda y llame la atención, pese a la simplicidad", añade Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria). 

Otras combinaciones ganadoras

Conservar nuestro color de base no significa que no añadamos otras tonalidades, ya sea con balayage, babylights o con la técnica que mejor encaje. "Unas balayage money piece en tonalidades encendidas como un ginger o un canela o bien más clásicas como un arena son aconsejables cuando lo que queremos es iluminar el rostro, sin comprometer nuestra melena. Otra alternativa es un golden brunette que aportará el efecto del sol sobre el pelo. Para crear una melena con mucha dimensión recomiendo incluir diferentes tonalidades como un chocolate, un caramelo, un miel y un dorado", afirma Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Continúa leyendo