Vídeo de la semana

Las mechas balayage: son las mechas más demandadas porque son las que más favorecen y que más tiempo aguantan en tu melena

Sabemos qué balayage son las que mejor sientan a tu rostro y cómo deberás llevarla esta temporada para iluminar tu pelo y transformar, de una manera muy sutil, el resultado.

El ‘balayage’, la tendencia capilar que ha arrasado y como lo llevamos esta temporada
Imaxtree

Atrás quedaron las mechas californianas. El balayage ha sido la tendencia de coloración del cabello que llevara reinando en las melenas deseadas desde hace cuatro años. Aunque su nombre suene de lo más exótico, se trata de aplicar reflejos en el pelo con un resultado muy natural. Consiste en una técnica de iluminación mucho más sutil y menos agresiva que una decoloración completa por lo que resulta perfecta para conseguir un cambio de look sin pasar por un tinte radical.

Pero, ¿qué son exactamente las mechas balayage?

El estilista José Tabas, de Tacha Beauty (Paseo de la Castellana, 60, Madrid) nos explica que: "Es una técnica de color para aclarar el cabello de una manera sutil, perfecta para aquellas personas que no les gusta depender de la  peluquería, es decir,  trabajos que requieran mucho mantenimiento. Proviene del francés del verbo Balayer que significa barrido".

Natalia Martínez, colorista senior de Aveda Lifestyle Salon, (Calle de Claudio Coello, 46, Madrid) nos explica que "son un degradado de color en la melena de medios a puntas, que imita el aclarado natural del cabello. Es una técnica de color que nació hace ya algunos años cuando se buscaba dar más naturalidad a las antiguas mechas californianas que creaban mucho más contraste en el cabello, desde entonces esta técnica continúa siendo una de las más demandadas en el salón, y que favorecen tanto en invierno como en verano".

 

¿Por qué favorece tanto? ¿Son todas iguales?

Y continúa, Natalia Martínez, explicando que no todas las Balayage son iguales ni podemos conseguir los mismos resultados: "dentro de esta técnica podemos conseguir efectos diferentes, como por ejemplo mayor o menor contraste de tonalidades,  con más o menos cantidad de cabello aclarado… Según el tipo de rostro y tonalidad de la piel , el colorista a través del contouring decide dónde y cómo aplicar el color para que el resultado final sea el más favorecedor para la clienta. Suele ser un efecto que sienta bien en todo tipo de melenas , pero siempre recomiendo que tenga un mínimo de largura, tipo media melena para que el resultado luzca mejor".

El estilista José Tabas, de Tacha Beauty, explica que "se utiliza mucho debido a la naturalidad de la misma; efectos suaves, pero muy notorios y con poco mantenimiento, seleccionada en puntos estratégicos podemos contonear el óvalo facial aplicando la luz en las zonas que queremos resaltar, como es el caso de esta temporada que donde insistimos más es en la zona del contorno creando un efecto muy luminoso en la cara (contouring)".

En qué tonos se aplica esta temporada

José Tabas, de Tacha Beauty apuesta por "los tonos cálidos,avellana o caramelo para las  pieles más oscuras y rubios beige para las más claras".

Su principal diferencia respecto a las mechas californianas es que la degradación del color es mucho más progresiva desde la raíz hasta las puntas. De esta forma, al no cubrir toda la melena no tendremos que preocuparnos por retocarnos la raíz cada pocas semanas.

Como toda tendencia de moda, las famosas han sido las primeras en lucir sus luminosas cabelleras por la alfombra roja y en todo tipo de eventos. Una de sus seguidoras más acérrimas es la actriz Sarah Jessica Parker que presume de una melena como tocada por el sol desde hace ya algún tiempo.

Por supuesto, Instagram también se ha llenado de luminosas melenas con la etiqueta #balayage publicadas por trendsetters de todo el mundo, lo que demuestra que esta tendencia beauty ha causado auténtico furor y es apta para todo tipo de cabellos, ya sean cortos o largos. Y tú, ¿te animas a iluminar tu pelo a la última?

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo