Cepillos especiales para el pelo

No todos los cabellos son iguales así que, ¿por qué todos los cepillos y peines han de serlo? Cada cabellera tiene una necesidad diferente según su largo o su tipo de pelo, liso o rizado.


cepillo



No todos los cabellos son iguales así que, ¿por qué todos los cepillos y peines han de serlo? Cada cabellera tiene una necesidad diferente según su largo o su tipo de pelo, liso o rizado. Te ofrecemos una selección de cepillos especiales que se adaptarán a ti y que te proporcionarán cuidados específicos.
Del mismo modo que todos los cabellos no son iguales, no todos los cepillos son iguales. Antes de presentarte un surtido de herramientas específicas según las necesidades del cabello, te vamos a ofrecer algunos consejos útiles que debes tener en cuenta para cepillarte:
- Es más recomendable cepillarse en seco que en mojado. Cuando te laves el pelo, desenrédalo previamente para que, cuando esté húmedo, no tengas que luchar contras los nudos y pierdas menos pelo. El pelo mojado es mejor peinarlo con los dedos o con un peine de púas gordas.
- Cuidado con la electricidad estática. Para evitarla, utiliza peines de materiales naturales como la madera o específicos que luchen contra la electrificación.
- El pelo liso necesita un desenredado más específico con un cepillo que tenga las púas bien juntas para acabar con los nudos. Por el contrario, si tienes rizos, no debes recurrir a la misma herramienta porque acabarás con ellos; un peine de púas separadas será tu aliado para no estropear los bucles.
- Si mantienes una higiene adecuada de tu cabello, ¿por qué no haces lo mismo con los cepillos? Debes quitarles los pelos que se quedan enredados entre las púas a diario y, una vez al mes, someterlos a un lavado profundo. Sumérgelos en el lavabo o en un barreño en agua con champú, y déjalos reposar unos minutos; después, enjuágalos y déjalos secar.
Encuentra en esta galería qué cepillo te conviene más.

 

Etiquetas: melena

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS