Champú sólido: ¿Es realmente efectivo?

El champú en botella podría tener los días contados. ¿La razón? La imparable ascensión de la pastilla de jabón sólida para lavar el pelo. Más práctico, ecológico y económico, podría revolucionar definitivamente tu rutina de belleza.

Champú sólido

Si no concibes el champú de otra manera que como una crema líquida, ha llegado la hora del cambio. La pastilla de jabón para el pelo se está abriendo camino en el ámbito de la belleza por su aspecto revolucionario. Práctico y eficaz, el champú sólido cuenta, al igual que el champú en seco, con numerosos beneficios y puede resultar incluso más útil que algunos productos líquidos vendidos en el comercio.

Su llegada al mercado es aun lenta principalmente debido a nuestros hábitos de consumo (no solemos fijarnos o incluso confiar en una pastilla de jabón para nuestro cabello). La gran ventaja de estos productos es su impacto medioambiental: cuentan con ingredientes totalmente naturales, no tienes sulfatos ni parabenos, ni tampoco siliconas que tienden a acumularse peligrosamente en el pelo. Y por supuesto permiten ahorrar toneladas de plástico de las botellas de champú convencional y dinero… una pastilla de champú sólido equivale a una botella de líquido. Tu bolsillo te lo agradecerá.

Fácil de transportar (te evita el famoso problema de la facturación), compacto y de larga duración, cuenta también con la ventaja de concentrar más activos y propiedades. Es apto para todos los tipos de pelo, y al igual que los productos líquidos, tratará los problemas más localizados de tu cabello. ¿Qué más pedir? Aunque el proceso de adaptación a este tipo de champú sea largo, notarás al cabo de unos pocos días los resultados.

¿Cómo se utiliza? Al igual que para un jabón para el cuerpo, solo hace falta frotarla entre las manos para crear espuma y aplicarla posteriormente sobre el pelo, o directamente pasar la pastilla sobre el pelo para que se crea la espuma sobre los mechones. Procura masajear tu cuero cabelludo para que los activos penetren en profundidad y sobre todo, favorecer la circulación de tu sangre. El proceso es el mismo que para el de un champú líquido: basta con aclarar y aplicar un acondicionador. Deja siempre secar tu pastilla al aire libre para que vuelva a su forma inicial.

¿Cuál elijo?

Champú sólido

Da a tu cabello un toque de Provenza con el champú sólido de Secrets de Provence (6,95 €). No cuenta con sulfatos ni colorantes, ni conservantes ni parabenos. Es totalmente natural y el 21% de sus ingredientes son de cultivo orgánico.

¿Golosa? El champú sólido de chocolate de Lamazuna (8,91 €) se compone de ingredientes exclusivamente naturales y está fabricado a mano. Sin sulfatos, te ayudará a huir del efecto graso además de conseguir un suave y dulce aroma de chocolate. 

Otro producto milagro para tu cabello es la pastilla sólida de Lush (8,95 €). Formulada a base de canela y clave, favorecen la circulación sanguínea y estima los folículos para conseguir un pelo sano y brillante. Hecho no menospreciable: cuenta con el label 'Cruelty free' que certifica que no se ha usado en animales. Un imprescindible. 

CONTINÚA LEYENDO