¿Cómo acabar con las puntas abiertas desde casa y sin cortar el pelo?

Los expertos capilares nos dan sus consejos para reparar esta parte de la melena sin necesidad de tener que reducir centímetros a nuestro pelo.

cómo acabar con las puntas abiertas
Imaxtree

El cabello largo nos permite lograr looks femeninos y súper favorecedores aunque tiene un inconveniente inevitable: las puntas abiertas. ¿Seguro que no podemos prevenirlas para que nuestra melena se vea suave y brillante? La mayoría de los peluqueros suele estar de acuerdo en que la única forma de acabar con las puntas abiertas es cortándolas. Una vez que la cutícula del pelo se ha abierto no hay manera de repararla por completo, pero lo que sí podemos poner de nuestra parte son medios para evitar que esto pase y, si no podemos cortar, tratar de repararla hasta que llegue el comento de realizarnos un corte de pelo.

Las puntas son la parte más dañada del cabello: es la más antigua, expuesta a las agresiones del cepillado, planchas y productos de fijación. De ahí que sea interesante cuidarla para cerrar la cutícula y reforzarla desde el interior, además de que son una parte fundamental para que el acabado del peinado sea perfecto, de nada sirve tener una melena pulida si las puntas están abiertas y sin cuerpo. 

Una parte fundamental es la hidratación y ahora que tenemos tiempo contamos con los consejos de los expertos, desde el Salón de Alex Sestelo nos piden que incluyamos dos pasos en nuestra rutina de belleza capilar habitual:

EXFÓLIATE EL CABELLO No solo exfoliamos cara y cuerpo, el cuero cabelludo también lo necesita. Tan solo una exfoliación capilar a la semana nos servirá para retirar las células muertas, el exceso de sebo, caspa o residuos de productos que pueden asfixiar el folículo piloso. Aplica el exfoliante capilar y masajea sobre el cabello húmedo, luego, acláralo con mucha agua, lava el cabello y echa acondicionador de medio a puntas.

Además de acondicionador, mascarilla: "Pocas veces tenías tiempo para dejarte la mascarilla el tiempo recomendado pero ahora ya no hay excusas. Aplícate dos veces a la semana la mascarilla y déjala actuar durante 15 minutos, después aclara tu cabello con agua fría. Lucirás una melena hidratada, luminosa y con brillo".

Dedícate tiempo para un masaje capilar: "Masajea tu cabello todos los días al menos 10 minutos, no solo te relajarás sino que activarás la circulación del cuero cabelludo potenciando su crecimiento. Pon los codos sobre la mesa, inclina tu cabeza echando el pelo hacia delante y coloca una mano a cada lado, con los dedos haz movimientos circulares con cierta presión)". 

"Aparecen cuando la queratina, que es la proteína que actúa como el 'cemento' del cabello se debilita y pierde su flexibilidad. Como consecuencia, el cabello se vuelve quebradizo y se astilla. Cortar por lo sano es la mejor alternativa, pero si no te atreves a tirar de tijera", Caroline Greyl, Presidenta de Leonor Greyl, te da las cinco claves para mantenerlas selladas:

1. Aumentar la nutrición del cabello. Siempre deberías utilizar champús nutritivos si es tu carencia pero, cuando necesitas una dósis extra, deberías aplicar previamente un tratamiento que fortalezca. (Nos recomiendan el L`Huile de Leonor Greyl, 35,20€ además te ayudará a desenredar con facilidad y, por tanto, el pelo se romperá y dañará menos). 

2. Mascarilla dos veces por semana. Nos recomienda que sea reparadora, nutritiva o hidratante. Ten paciencia, no quieras que haga magia en 3 minutos. Sé generosa con un pelo y déjala actuar unos diez. Un truco: calienta una toalla previamente. Cuando te hayas aplicado la mascarilla de medios a puntas abraza tu pelo con la toalla caliente y deja que actúe la mascarilla, conseguirás que la cutícula del cabello se dilate y el producto penetre en profundidad. 

3. Protectores térmicos ahora más que nunca. Este tipo de útiles de styling rompen la fibra y alteran la queratina. Y, sobre todo, cuando tenemos las puntas débiles y un poco "despeluchadas" solemos incidir más con el calor en ellas para darles un acabado más pulido y suave. Para frenar el extra de daño que estamos acometiendo te recomendamos que no lo dudes y hagas del protector térmico tu aliado. 

4. Desenreda en seco, mejor que en húmedo. Antes de meterte en la ducha desenreda el pelo, evitarás que se anude más durante el proceso de lavado y, es más, aplica este truco: hazlo desde abajo. Comienza con los nudos más pegados a las puntas y ve subiendo poco a poco. Desde Leonor Greyl nos recomiendan un cepillo de cerdas naturales. 

5. Si aplicas un sérum en el rostro, ¿por qué no en las puntas del pelo? Notarás cómo repara y suaviza la melena, necesitas dar una dosis extra a tu pelo y solo lo podrás hacer con productos concentrados. 

 

 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo