Cómo conseguir el color de pelo rubio de tus sueños

Hablamos con una experta y te contamos qué debemos tener en cuenta para conseguir el rubio de nuestros sueños. ¡No te lo pierdas!

Los rubios no dejan de estar de moda y, además, son los tonos favoritos de las españolas. Nos atraen, nos inspiran y nos sientan muy bien. Raquel Saiz es especialista en color, sobre todo en rubios, y para comprobar su maestría solo hay que ver sus trabajos, sus melenas llevan su marca de autor. En este artículo nos explica qué debemos tener en cuenta para conseguir el rubio de nuestros sueños.

La importancia de la raíz

Cada base es diferente y, por eso, aunque veamos un color que nos gusta, puede que no sea adecuado para nosotras. "Las redes sociales son inspiración para todo el mundo y, en ocasiones, las clientas me piden un color que han visto y les ha gustado para ellas. Como profesionales debemos ser honestas y explicar qué es realista y qué no. La mayoría de las bases son oscuras y si queremos un acabado natural fácil de mantener, debemos tenerlo en cuenta. Además, del tiempo qué deberíamos invertir en conseguir un tono que quizá no le favorezca. Cada rubio es único porque cada base es distinta. La clave está en resaltar cada melena y cada rostro para conseguir un rubio espectacular", asegura Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz  desde torrelavega (Cantabria).

La naturalidad es cuestión de técnica

Saber realizar una transición adecuada y gradual es un buen comienzo, pero requiere de cierta destreza. "Para realizar la transición sin que se note la línea de demarcación, debemos escoger un tono igual al de la base o a veces más oscuro. En ocasiones debemos recurrir a tonalidades cálidas en la raíz para poder trabajar más cómodamente. Cada cabello nos dirá qué necesitamos para conseguir lo que queremos", destaca la peluquera.

Con la misma técnica, conseguimos cosas diferentes

Cada técnica aporta cosas diferentes, pero podemos encontrar varias en una misma melena para enriquecerla. "La naturalidad es la gran tendencia, pero a partir de aquí podemos utilizar unas balayage, un ombré, unas teasylights, unas babylights, etc. Los distintos nombres pueden confundir, pero, por ejemplo, las balayage, al crearse con mano alzada, el color queda aplicado de forma irregular, tal y como aparece de forma natural. Las babylights son mechas muy finas ideales para crear más dimensión y sensación de densidad. En las ombré las transiciones de color son también muy naturales y crea unos resultados espectaculares. Los resultados serán diferentes porque cada cabello es distinto", señala la experta.

No todas las rubias son iguales

La peluquería es personalización, ya que se trata de realzar la belleza natural de cada mujer. Eso es lo que hace que tu rubio sea inigualable. "Podemos utilizar el mismo tono y la misma técnica y el resultado es diferente y eso es lo maravilloso.  Antes de empezar a trabajar debemos conocer a nuestra clienta, cómo es su pelo, si es muy poroso o no, qué tonos lleva, etc. También escucharla para saber qué quiere y, por supuesto, hacerle propuestas. Para resaltar el rostro unas mechas más claras cerca del mismo, el contouring, son perfectas y pueden quedar muy naturales. Al mismo tiempo, debemos tener en cuenta el tono de la piel para escoger un rubio que lo resalte o lo suavice", aconseja la experta.

Continúa leyendo