¡Frentes a cubierto! Cómo domar tu flequillo

Planchas, fijadores y mucho más



Cómo domar el flequilloAtención, ha vuelto el flequillo. ¿O es que acaso se ha ido alguna vez? Lo que sí es cierto es que en los últimos años se ha vuelto a poner más de actualidad que nunca, gracias en parte por el aluvión de celebrities que se empezaron a adornar con este accesorio capilar. Además, el flequillo resulta enormemente favorecedor para el rostro femenino, enmarcándolo de una manera muy especial. ¿Buscas un flequillo 10? Aquí tienes todo lo que siempre quisiste saber sobre esta pequeña porción de cabello y que nunca te atreviste a preguntar.

Por fin te has decidido: ¡vas a lucir un flequillo! Pero, ¿cuál escoger? Los hay de varios tipos: recto y grueso, ligero y con los mechones abiertos, en diagonal sobre la frente... Lo cierto es que en las últimas temporadas el que más se lleva es el primero, con un largo que cubra ligeramente las cejas y combinado con una melena media-larga. Dicho así parece fácil, no hay más que pedírselo al peluquero o presentarse con una fotografía de aquel look que queremos imitar, pero antes de lanzarnos a la piscina hemos de tener en cuenta los pros y los contras de este corte:

Cómo domar el flequilloVentajas del flequillo

  • Enmarca el rostro y suaviza los rasgos de quien lo lleva, como le ha sucedido a Keira Knightley, con unas formas muy angulosas que ahora con el flequillo se han dulcificado.
  • Favorece especialmente a las caras de facciones redondas o cuadradas.
  • Lo puedes retirar en cualquier momento con una diadema si no te apetece llevarlo todo el rato
  • Rejuvenece notablemente a quien lo lleva, ya que el flequillo se identifica mucho con un peinado típicamente infantil. ¿Acaso Penélope Cruz no estaba visiblemente más joven cuando recogió su premio Bafta?

Pero hay que tener en cuenta...

  • Que no favorece demasiado a los rostros alargados, al menos el recto. Para las caras más ovaladas es recomendable el que cae en diagonal sobre la frente
  • Cuando se tiene el pelo rizado u ondulado es complicado su mantenimiento; hay que alisarlo y mantenerlo a punto para que conserve su forma. Tampoco te olvides de que hay que repasar el largo una vez al mes para que esté siempre perfecto -y puedas ver-.
  • Si tu flequillo es muy grueso te puede engrasar la frente; no te olvides de mantener la piel de esta zona debidamente limpia e hidratada para evitar que la grasa se traslade al pelo.


Continúa leyendo...

COMENTARIOS