Vídeo de la semana

Cómo escoger el color rubio perfecto según tu tipo de piel

Descubre el tono que de verdad te hace brillar: te contamos qué tienes que tener en cuenta a la hora de pasarte al bando de las rubias. ¡No te lo pierdas!

pelo rubio
Imaxtree

La elección de un tono para nuestro pelo debe ser como un traje a medida en el que hay que tener en cuenta nuestro tono de piel e incluso el de nuestros ojos. Por eso, un rubio espectacular en una persona puede apagar a otra. También hay que tener en cuenta el tiempo que vas a querer dedicarle para que luzca siempre brillante y cuidado.

Conoce tu piel

Antes de decidir qué tono de rubio te favorece más, debes analizar cómo es el de tu piel. “No todos los rubios son para todo el mundo. La personalización en la peluquería es fundamental para sacarle el máximo partido a la imagen. Cuando nos teñimos o nos aplicamos unas mechas es para iluminar, para resaltar. Escoger un color equivocado puede conseguir el efecto contrario, apagar nuestro rostro, por eso debemos saber si nuestra tez corresponde a un tono frío, neutro o cálido”, afirma M.ª José Llatade Peluquería Llata Carrera desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

Rubios para pieles frías claras o medias

“Un rubio como el platino siempre crea una imagen impactante, sobre todo cuando contrasta con la piel. Además, es un tono que consigue resaltar los ojos. Lo único que hay que tener en cuenta es que precisa de más cuidado y de que debemos maquillarnos un poco los ojos y los labios, sobre todo, para que no nos apague”, aconseja Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

“El toque rosa en los rubios siempre favorece las pieles más claras porque las energiza, además de aportar un toque sofisticado. Lo mismo sucede con los tonos que se acercan al melocotón, aportándolo una calidez sutil que realza la tez. Los rostros más lívidos deben alejarse de los matices amarillentos debido a que estas tonalidades no combinan con la palidez”, asegura Jose Garcia de Jose Garcia Peluqueros desde Pamplona.

Rubios para teces más oscuras

“Para resaltar las pieles más morenas me gusta trabajar con tonos como los miel, los caramelo y en algunos casos también los rubios más rojizos, que siempre destacan por ser rubios diferentes. Los miel van muy bien con los ojos marrones o negros y es una excelente base para reflejos dorados. Y los caramelo son ideales para que la piel brille”, señala Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Rubios para todas las tonalidades

“Los tonos como el mocha, el rose golden y el bronde van bien con casi todos los tipos de piel, desde los más pálidos a los más oscuros. El mocha es un rubio cremoso que también va muy bien como color de base para otros reflejos más claros. El rose golden es una mezcla entre el rosa y el melocotón y esta combinación nos permite jugar con las distintas teces resaltando más el rosa si la piel es fría y el melocotón si es más bien cálida. El bronde está entre el castaño y el rubio y eso le convierte en un color ideal para combinar con otros tonos y crear matices, más marrones en las pieles cálidas y más claros en las más frías”, añade Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

“El beige encaja con casi todos los tipos de piel desde los más claros a los más oscuros. Eso sucede porque es un tono neutro que se mueve entre el beige pálido y el arena. Es perfecto para teces más claras con algunos matices rosados y con ojos claros porque los hace resaltar aún más”, indica Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas desde Oviedo.

Continúa leyendo