¿Cómo puedo cuidar y oxigenar mi pelo desde casa? Este es el ritual que no estás haciendo y que te cambiará la melena

Descubre cómo aprender a oxigenarlo, hidratarlo, lavarlo y secarlo adecuadamente.

Cuidados capilares desde casa
Imaxtree

El pelo, como la piel del rostro, también precisa de determinados cuidados y mimos para mantenerlo fuerte, hidratado y brillante. Para ayudarte a fortalecer tu melena desde casa contamos con los consejos del Salón de Belleza Ananda Ferdi, (C/Joaquín Costa nº 51, Madrid) para poder lucir un pelo como recién salido de la peluquería pero sin movernos de casa. 

"Es importante mantener el cuero cabelludo y cabello oxigenado. Sería ideal realizar una oxigenación como mínimo una vez al mes. Dependiendo del cuero cabelludo y cabello que tengamos, la frecuencia puede ser mayor, en el caso de los cabellos con tendencia a engrasarse o que contengan una saturación de residuos, tanto de productos inadecuados, contaminación etc., es recomendable una vez a la semana", nos explica el equipo de estilistas.

Este proceso de oxigenación es necesario porque conseguimos estimular, tonificar y purificar el cuero cabelludo y el cabello, y a la vez eliminamos residuos. Conseguimos un pelo más suelto y brillante, disfrutando de una sensación agradable de frescor. Al eliminar residuos y exceso de grasa que pueda haber pegado al cuero cabelludo conseguiremos que la hebra de pelo nazca limpia y libre de obstáculos por los que nacerá fuerte el pelo y no debilitado por tales obstrucciones. 

Y ahora que necesitamos pasar más tiempo en casa, ¿cómo podemos hacer un detox en casa?

Lo primero sobre el cabello seco y antes de lavarlo aplicaremos el producto por todo el cuero cabelludo, repartiéndolo uniformemente y peinándolo hacia medias y puntas. Y continúan, desde Salón de Belleza Ananda Ferdi, "una vez que hayamos distribuido bien el producto por toda la melena, lo envolvemos en papel trasparente y aplicamos durante cinco minutos calor, podemos utilizar el secador de mano o bien humedecer una toalla y calentarla durante unos minutos en el microondas y enrollarla en la cabeza. Terminado el tiempo de calor, procedemos al lavado del cabello. Es muy importante no dejar enfriar el cabello, es decir, no dejar pasar tiempo entre el calor y el aclarado".

Pero no de cualquier manera sino "pasando los dedos de forma enérgica por todo el cuero cabelludo y posteriormente acondicionándolo".

¿Cuáles son los protocolos de hidratación en casa?

Si ya tienes asimilado que, semanalmente, te realizas una exfoliación o una mascarilla intensiva lo mismo deberías hacer con tu melena. Y este es el protocolo que nos recomiendan desde el salón: "después del champú nos quitamos la humedad con una toalla y aplicamos mascarilla de medios a puntas, masajeándola bien para que penetre en la cutícula del cabello. Podemos también aplicar calor y en cinco minutos aclararla abundantemente. También tenemos tratamientos para aplicarlos antes del lavado, por lo que nos permite poder dejarlo durante el tiempo de una clase de deporte, o mientras trabajamos delante del ordenador en casa, lo aplicamos con el cabello seco y lo dejamos actuar. Una vez pasado el tiempo de exposición, que será mínimo de 20 minutos (aunque lo podemos dejar el tiempo adicional que deseemos), pasamos a lavar el cabello con un champú adecuado".

 

Lavado adecuado:

"La frecuencia de lavado debe ser la que nos haga sentir seguras, es decir, hay cabellos que necesitan lavarse a diario porque son grasos y para ello debemos utilizar un champú neutro suave, que nos permita un lavado frecuente y otros que no lo necesitan. Lo normal sería lavar el cabello dos o tres veces a la semana, siempre con productos orgánicos sin sulfatos, ni siliconas ni parabenos", nos explican.

Para llevar una correcta rutina de cuidados capilares en casa necesitamos unos productos y pautas básicas:

- Cepillar el cabello antes de lavarlo. Así levantaremos las células muertas y las partículas adheridas al cuero cabelludo.

- Utilizar champú sin sulfatos, sin siliconas y sin parabenos.

- Emplear el acondicionador adecuado a las necesidades de nuestro cabello (volumen, hidratación, nutritivo etc.)

- Aplicar una mascarilla una vez por semana como mínimo y un sérum para medios y puntas.

Debemos prestar especial atención a la forma de lavar el cabello, porque, por ejemplo, seguro que no sabías que es muy importante calentar el champú entre las manos, antes de aplicarlo en la cabeza para mezclar todos los ingredientes y activos.

También es fundamental aclararlo bien y seguidamente aplicar el acondicionador, que se debe distribuir bien por medios y puntas y desenredar con un peine de púas anchas.

Si pusiéramos mascarilla en lugar de acondicionador, "siempre recomiendo retirar bien la humedad del cabello con ayuda de una toalla y luego, aplicar la mascarilla. Mi truco es calentarla previamente entre las manos y distribuirla mechón a mechón", nos explican desde el salón de peluquería.

Antes de desenredar el cabello aplicar un “primer” o protector térmico y luego un producto de peinado, elegirlo según el estilo.

Trucos para evitar que el pelo se debilite: intentar no utilizar secadores, tenacillas, planchas etc. a diario y, si no puede evitarse, aplicar siempre con un protector térmico. 

 

Continúa leyendo