El frío también afecta a tu pelo: 4 pasos (y 4 productos) para protegerlo este invierno

El invierno también puede pasar factura a tu cabello. ¡Protégelo y cuídalo con estos cuatro pasos y estos cuatro super productos!

Que el frío es uno de los principales enemigos de la piel es algo sabido por todos, pero no es la única que sufre cuando nos sumergimos en el invierno. El pelo también es uno de los afectados por las bajas temperaturas, algo que era de esperar porque todo sucede como consecuencia de su influencia en el cuero cabelludo, que le ocurre con el frío lo mismo que al resto de la piel del cuerpo: se irrita, desescama, seca, etc. El frío además hace que, junto a la humedad, el pelo se encrespe y lo de secar el pelo al aire en la mayoría queda descartado y llega el uso excesivo de secadores, que deshidratan el cabello, y los cambios extremos de temperatura entre interior y exterior, que lo debilitan. El cabello se seca en exceso y tiende a romperse con más facilidad.

¿Cómo mantener el cabello sano también durante el invierno? No te pierdas estos pasos y productos: 

1. Nutre e hidrata: Esta es la clave principal para que el cabello mantenga su cuerpo y movimiento. En verano es algo que llega a obsesionar porque se conocen de sobra los efectos del sol, cloro y calor en el cabello, pero en invierno tendemos a relajarnos mucho más en este aspecto. Darle un extra de hidratación y nutrición no solo con el champú y el acondicionador adecuados para cada tipo de pelo, sino también usando una mascarilla reparadora un par de veces a la semana, hará que el pelo sufra menos y se mantenga brillante por más tiempo. Además, una línea que aporte volumen dará cuerpo al pelo que pierde su esencia y movimiento por la electricidad estática de gorros y bufandas o porque el pelo también tiende a verse más apagado esta época del año. Te encantará probar la mascarilla Structure Repair de Maria Nila (29 euros), un tratamiento suave para cabello dañado, seco y tratado químicamente que suaviza, hidrata y combate la electricidad estática. Con un suave aroma a vainilla, rosa y jazmín, le dará a tu cabello una sensación de frescura.

Maria Nila
Maria Nila

Cuida el cuero cabelludo: La mayor parte de lo que le ocurre al cabello se origina en el cuero cabelludo, y las consecuencias del frío no iban a ser menos. Por eso habrá que cuidar el cuero cabelludo específicamente, estimulando la circulación sanguínea, luchando contra la vasoconstricción de los capilares y aliviando la sensación de sequedad. ¿Un producto para cuidar el cuero cabelludo? El tratamiento capilar anticaspa Dandruff de Hairvest (17,95 euros en Niche Beauty Lab), que con una potente combinación de plantas naturales de alto poder antioxidante, calma y devuelve al cuero cabelludo su equilibrio natural, además de aliviar el picor y tratar problemas de caspa.

Hairvest
Hairvest

Reduce el calor: Reducirlo a lo justo y necesario. Y es que las herramientas de calor como secadores, planchas o rizadores secan la fibra capilar y hacen que las puntas se abran y el pelo se parta. Por eso, cuando haya que usarlas lo mejor será extremar las precauciones y usar protectores térmicos para evitar que el cabello sufra y que, además, den algo de cuerpo al cabello. Prueba el Quick Dry Heat Spray de Maria Nila, un spray ligero que protege el cabello del calor mientras acelera el proceso de secado. La formulación contiene ingredientes repelentes al agua que aseguran que el cabello se seque rápidamente y lo deje brillante y brillante.

Maria Nila
Maria Nila

Nutre las puntas: Para que las herramientas de calor no afecten tanto al final del cabello así como tampoco el paso del tiempo, lo mejor será nutrir las puntas del pelo con aceite de argán, para mantener el brillo y combatir la sequedad. ¿Nuestro favorito? El Golden Oil de Sesderma (17,94 euros), combinación de aceite de argán de Marruecos y de aceite de caléndula que aportará brillo y suavidad a tu pelo si tienes las puntas dañadas o deshidratadas.

 

Sesderma
Sesderma

Continúa leyendo