Vídeo de la semana

¿El pelo está vivo o muerto?

¿Te has parado a pensar alguna vez cómo es nuestro pelo y cuál es su estructura? Existe un debate generalizado acerca de si nuestro cabello está vivo o muerto...

pelo vivo o muerto
Unsplash

Hay un debate generalizado acerca de si nuestro cabello está vivo o muerto. ¿Quieres descubrir la verdad? Valéria Costa, experta en recuperación capilar de Aquarela Peluqueros, nos da las claves para intentar resolver esta incógnita. Y tú, ¿qué crees?

La experta nos explica que mucha gente cree que puede hacer lo que quiera con su pelo puesto que “como está muerto no sufre”, pero la realidad es que no nos avisa: si lo cortamos no nos grita, si lo quemamos no nos advierte... Pero, efectivamente, es algo mucho más complejo.

"Debemos tener en cuenta que el cabello está vivo desde el cuero cabelludo hacia el interior y que la parte restante, la que vemos y conocemos como melena, está formada por pelo ‘biológicamente muerto’. Fuera de su cuero cabelludo, el pelo no es más que queratina endurecida. No tiene sangre ni reacciona ante estímulos, ya que carece de terminaciones nerviosas. Pero claro… Estas partes aparentemente muertas son diferentes a cómo te las puedes estar imaginando. Si está sano, el pelo puede estirarse, absorber el agua, aumentar su grosor, puede cambiar su color, su forma, lavarse y cepillarse y, aun así, a pesar de todo eso, seguir siendo resistente", señala. 

¿Cómo se crean las hebras del cabello?

"La tricología sirve para comprender cómo se forma la estructura del pelo. Es importante que sepas que el pelo está compuesto por dos estructuras; una interna (la corteza) y otra externa (la cutícula). Dentro de la estructura interna se encuentra la parte que está viva, donde nace el tallo capilar. En esta zona interna se perciben los nutrientes y proteínas para su reposición. La estructura externa, por el contrario, está compuesta por células queratinosas desvitalizadas que hacen que el pelo sea rígido", señala. 

En definitiva, podemos diferenciar dos partes en el cabello: la parte interna, que no es visible y se encuentra dentro de la piel (la raíz pilosa) y la parte externa, que es visible y se conoce como tallo piloso.

Expuesta la composición del cabello surge siempre la misma pregunta: ¿qué es entonces el cabello vivo y qué es el cabello muerto?

"Afirmar que el pelo está muerto es una forma de engañarnos para justificar los daños que promovemos en nuestro pelo, porque la única diferencia es que no posee esas terminaciones nerviosas, pero sufre", advierte la experta y añade que, dentro de la categoría “pelo vivo”, podemos encontrar la raíz, el bulbo y la parte interna de las fibras de la hebra, compuestas por materiales, capas y elementos que pueden ser reemplazados y reconstruidos, que crecen y se desarrollan.

¿La conclusión? "Podríamos decir que el cabello solo es material vivo cuando se encuentra dentro del bulbo donde se forma, dentro del cuero cabelludo. Una vez sale de esa capa de la epidermis deja de estar vivo, ya que no recibe nutrientes ni proteínas, carece de terminaciones nerviosas y pasa a componerse de ‘células muertas’. Por lo que el pelo está vivo, pero también aparentemente muerto", advierte Valéria Costa. 

Continúa leyendo