Flequillos laterales y otras maneras de peinar el flequillo

Si has apostado por un flequillo, aquí tienes las mejores formas de lucirlo con las que siempre estarás perfecta. ¡Inspírate en estos beauty looks de moda!

Llegan novedades en cuanto los flequillos y los laterales, aquellos peinados hacia un lado, son una de ellas. Sin embargo, hay más. Los falsos flequillos que se crean dejando mechones sueltos nos dan la posibilidad de experimentar sin tener que arriesgar demasiado. Las texturas son también importantes, rizadas, peinadas o con efecto wet según lo que queramos conseguir.

Hacia el lado y en forma de tupé

Un flequillo lateral puede peinarse de diferentes maneras, hacia abajo, pero también hacia arriba. "Se trata de jugar con él para crear diferentes looks. Cuando peinamos hacia arriba un flequillo crecido, lo mezclamos con la melena y así dejamos que las puntas sobresalgan con un efecto muy retro que le da mucho dinamismo a nuestra imagen", comenta Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

Flequillo lateral pulido

Era uno de los looks de los 90 y ahora regresa cargado de desparpajo y frescura. "Este flequillo lateral sienta bien a casi todos los rostros y es una forma de llevar flequillo sin comprometernos demasiado. Se puede llevar de diferentes maneras, con melenas rizadas que aumentan su volumen y energía, y contrastan así con este flequillo peinado hacia el lado y con acabado húmedo. Pero también para culminar un look al que podemos añadir unos clips u horquillas", explica Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

Recogidos con matices

Los recogidos no son siempre pulcros, pero eso no significa que sean bohemios. "Los flequillos pueden crearse con mechones que caen cerca del rostro sobre la frente o a los lados, tanto con ondas como con pelo lacio y sin importar la longitud. Este detalle enmarca nuestro rostro, lo matiza y le da un apunte interesante", indica Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

En cascada en un lado

Los flequillos laterales son quizá la gran novedad, pero la otra buena noticia es que no hace falta cortarlos para tenerlos. "Se pueden crear cuando realizamos un recogido, dejándolo caer en cascada o creando uno falso al que le damos forma y sujetamos en un lado. En cuanto a la textura, puede ser con efecto húmedo y bien tirante o muy peinada. En la parte superior aportaremos sensación de volumen con una coleta o un moño alto", comenta Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas desde Oviedo.

Continúa leyendo