Las 3 claves que necesitas para elegir el cepillo perfecto para tu cabello

Pero vayamos primero paso a paso. Cuéntanos, ¿cuánto tiempo hace que tienes esos cepillos o peines en tu tocador usándolos a diario?

Las 3 claves que necesitas para elegir el cepillo perfecto para tu cabello
Instagram @jeanlouisdavidfr.

Para lucir una melena perfecta, llena de brillo y sedosa al tacto, no solo hace falta elegir buenos productos capilares: cepillos, peines y demás herramientas con las que tratamos nuestro cabello a diario también tienen que ser las indicadas. De lo contrario, problemas como encrespamiento, rotura o sequedad harán su aparición. 

Pero vayamos paso a paso: lo primero que queremos que te preguntes es ¿cuánto tiempo hace que tienes esos cepillos o peines en tu tocador? Seguramente hace años, por lo que este es el primer error ya que, como nos cuenta Patrick Phelippeau, Director de marca de Jean Louis David y Franck Provost, estas herramientas de estropean. "Fíjate en las cerdas de tu cepillo: lo más seguro es que algunas ya no estén y que a otras se les note el uso; si tu cepillo ha perdido tantas cerdas que tiene huecos en algunas zonas, es el momento de cambiarlo", afirma.

Wild spirit ! #jeanlouisdavid #hairstyle #blondhair #vsco #inspiration #wildlife #longhair #sungoesdown

Una foto publicada por Jean Louis David (@jeanlouisdavidfr) el

1. ¿Para qué voy a usar mi cepillo?

Y ahora es cuanto te acercas a tu peluquería, perfumería o centro especializado para hacerte con un nuevo modelo y comienzan las dudas. ¿Cuál es mejor para mí? ¿Con qué forma y tipo debo elegirlo según mis necesidades? Como afirma Phelippeau, lo mejor es probarlo primero, además, si necesitas ayuda, “coméntaselo a tu peluquero e indícale el uso que quieres hacer del mismo. ¿Lo quieres para alisarte la melena? ¿Para que las ondas se mantengan bien formadas? Ten en cuenta todos estos factores además de tu tipo de cabello".

2. Existen varios tipos de cepillos

cepillo

Como nos cuenta el experto, existen muchísimos tipos de cepillos diferentes

· Los metálicos o en cerámica permiten calentar el cabello desde el interior hasta el exterior, por lo que son perfectos para hacerte un brushing.

· Sin embargo con los de cerdas naturales tardarás más tiempo en conseguir el mismo efecto. “Con estos lo que conseguirás es un efecto natural”, nos cuenta Phelippeau.

· Según su forma, los cepillos planos (que son los más utilizados) se usan para peinarnos y desenredar nuestro; el cepillo redondo sirve para hacernos brushings (su uso es más puntual), y luego están los peines, que normalmente los usamos para desenredar el cabello tras lavarlo.

Entonces, ¿por cuál de todos ellos debo optar? Lo mejor en estos casos es tener dos cepillos: uno que utilices para desenredarte el cabello por las noches antes de acostarte y otro para peinarte por las mañanas y dejar el cabello a punto.

3. Límpialo para que se mantenga en perfecto estado

Eso sí, alargar la vida de tu cepillo es posible siempre y cuando lo cuides correctamente, por ejemplo sometiéndolo de forma regular a una limpieza. ¿Un truco que nos da el experto? "Limpia el cepillo con champú, pues es una buena forma de hacer que aguante durante más tiempo y, además, en el día a día elimina los restos de cabello que se quedan en él". Por su parte, para limpiar tus peines (ya sean de cerámica, plástico o carbono), lo mejor es remojarlos en agua tibia con lejía para desinfectarlos y luego enjuagarlos de forma abundante.

Messy hair for a wild saturday night ! #jeanlouisdavid #wildhair #fever #saturdaynight #vsco #naturalissexy

Una foto publicada por Jean Louis David (@jeanlouisdavidfr) el

Y es que, por si no lo sabías, tus accesorios de peinado son nidos de microbios, peines y cepillos incluidos, pues generalmente contienen impurezas y restos de los productos capilares que usamos. ¡Y ni se te ocurra compartirlo con tu familia! "Presta también atención a los microcortes del cuero cabelludo. Ningún riesgo en cuanto a salud o capilar, no te preocupes, pero ello significa necesariamente más bacterias sobre tu peine y cepillo", nos cuenta el experto.

Así que tómate tu tiempo en limpiarlos regularmente, una vez por semana o cada quince días. ¡La frecuencia de cuidado depende de la utilización que realices de estas herramientas!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS