Los colores de pelo rubio más pedidos del verano 2021

El rubio es una de las tonalidades preferidas por las consumidoras. Hoy compartimos contigo las tendencias que veremos este verano, con el rubio como protagonista. ¡Vamos allá!

Los tonos rubios, la tendencia universal que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo, son la opción más demandada en los salones, especialmente en verano. El buen tiempo nos anima a aclarar nuestro cabello para aportarle favorecedores toques de luz, que armonizan con el tono dorado de nuestra piel. Los expertos de Kevin Murphy nos descubren cuáles son los tonos más favorecedores para lucir durante esta época del año tan soleada y las técnicas de moda que no dejaremos de ver. ¡Escoge tu preferida!

Rubio cobrizo 

Los rubios se mezclan con tonalidades rojizas o canelas para aproximarse a los cabellos castaños, ideales para cualquier tipo de piel. Puedes aportar un toque diferenciador si juegas con diferentes intensidades para crear un resultado con textura, profundidad y volumen.

Rubio ceniza

A mediados de 2021 hemos sido testigos de la llegada de los tonos cenizas como contrapartida a los platinos. Son ideales para las castañas o morenas que quieren probar, por primera vez, un cambio de color para afinar su look.

Mechas melting

Las técnicas de degradado son la última tendencia en coloración. ¿Sus ventajas? Muy favorecedoras, ya que iluminan el rostro, y, además, son de bajo mantenimiento, ya que se elimina el “efecto raíz”.

Los acabados naturales que aportan luz a la melena son tendencia. Las consumidoras buscamos técnicas que aclaren ligeramente nuestro tono natural sin que se note el contraste. La técnica melting es la transición entre el color de base y las mechas casi imperceptible. ¿La fórmula? Se trata de una fusión tan gradual que no se percibe apenas la diferencia entre unos tonos y otros, con lo que se elimina el “efecto raíz”. Es, por tanto, una técnica de bajo mantenimiento en el salón. Estos suaves “toques de luz” son ideales para aquellas mujeres que quieran aclarar ligeramente su tono con resultados muy naturales que aporten luz al rostro. De ahí la clave de su éxito.

Mechas balayage y babylights

Existen tantas técnicas como necesidades y, aunque en algunas ocasiones, las diferencias entre unas y otra es un simple matiz, la principal diferencia entre el melting y el resto de técnicas es que el degradado es mucho más suave e imperceptible a la vista. Así, mientras que con el balayage y las ombré se busca un salto mayor de color, con mayor contraste, y las Babylights son pequeños hilos de color que generan un suave contraste con el resto del cabello, con el melting, el color se funde directamente con el tono natural del cabello. ¿El resultado? Naturalidad máxima. No se aprecian ni las bandas de las mechas clásicas, ni saltos de contrastes.

Mousy hair

El Mousy Hair es la tendencia más actual que estamos empezando a ver y que, estamos convencidos, ha llegado para quedarse por su gran naturalidad. ¿Qué es lo que la hace tan especial? Además de facilitar resultados muy naturales, perfecciona el efecto balayage, ya que los reflejos de luz son casi imperceptibles a la vista. Es decir, mimetiza los resultados que deja el sol de verano en el cabello. Una forma más sutil de aclarar de medios a puntas, matizando con tonos fríos, beige, perlados o cenizas. De esta manera, las raíces se mantienen entre uno y tres tonos más oscuras que las puntas.

Continúa leyendo