Vídeo de la semana

Hay un batido de frutas que promete hacerte pasar de pelito a pelazo

¿Tienes el cabello dañado? Ponlo a punto ya y en verano no tendrás que preocuparte en exceso. Las mascarillas reparadoras se encargan de que tu pelo se recupere de los daños de todo el año y lo dejan listo para lucirlo este verano.

Trucos para hidratar el pelo en verano
Imaxtree

Llega el verano y vuelven las piscinas, los baños de sol, el mar y la arena de la playa ¿y tu cabello? Cada verano pierde su salud.

Vamos a poner solución, hagamos que nuestro cabello llegue en perfecto estado a la época veraniega y después, apliquemos cuidados especiales para protegerlo de los daños del verano. De esta sencilla forma conseguiremos un cabello sano todo el año.

Los cabellos muy secos o dañados suponen un importante problema que, además, se agrava especialmente durante y después de esta época. Este problema puede persistir el resto del año a causa de otros agentes externos como la humedad, el uso excesivo de tintes o el calor de secadores y planchas.

Por todas estas razones, este tipo de cabellos necesitan un cuidado específico que les aporte el brillo y la nutrición que les falta.

Los cabellos que aún no han sido dañados no deben atravesar la época de calor sin precauciones, si no el año siguiente nos enfrentaremos a un nuevo cabello dañado. Echa un vistazo a nuestro Top 10 mascarillas capilares y no dejes de seguir los consejos de los que más saben.

Operación: nutrición

Estos son los 3 trucos que nos proporcionan desde los salones Llongueras:

1.  El batido que te hará tener pelazo:"Empieza cuidando el cabello desde el interior. Llevar una dieta sana y equilibrada favorece a la salud del pelo". Llongueras propone "el summer smoothie, un cóctel lleno de nutrientes que alimenta también al cabello y lo llena luminosidad. El batido contiene: 7 zanahorias, 1 manzana sin pelar, 1 naranja y medio limón. Tómalo una vez por semana".


2. Bomba de nutrición para tu pelo antes y después de las vacaciones. "Nosotros recomendamos el tratamiento Nutribomb, se trata de un ritual de
nutrición intensa que repara la fibra capilar del cabello y lo protege de los agentes externos. Está formulado a base de principios activos de queratina pura, extracto de romero, aceite de argán y semillas. El resultado: un pelo extra-suave, brillante, controlado, elástico y flexible".


3. Tu pelo también necesita aftersun porque "necesita una dosis de hidratación calmante y revitalizante después de largas exposiciones al sol. Para ello, puedes aplicar sobre el cabello una pequeña porción de aceite de coco, aceite de oliva o aceite de argán".
Potenciarás sus efectos si "Una vez aplicado el producto, recoge el cabello sutilmente y duerme toda la noche con él", concluyen desde Llongueras. 

No te olvides del acondicionador

"El acondicionador tiene la misión de “calmar” la fibra capilar después del lavado, suavizarla y sellar las puntas y además forma una película protectora alrededor del pelo. Es la parte “cosmética” de la rutina capilar y prescindir de él sería lo mismo que obviar la crema hidratante después de limpiar la piel", nos explican desde + Farma Dorsch

Y nos dan los 5 pasos fundamentales para una aplicación profesional, de esta manera evitaremos residuos en el cabello, exceso de producto o que el pelo pierda volumen por no acertar con el acondicionador. 

1. "Debe extenderse después de haber aclarado el champú perfectamente. El sonido te dará la pista. Si lo enroscas y chirría, puedes pasar al segundo paso.

2. Es conveniente eliminar el exceso de humedad con una toalla, pero sin frotar.

3. La cantidad exacta que debes usar es la de una nuez.

4. De medios a puntas. Al igual que ocurre con las mascarillas, no debe extenderse sobre la raíz para evitar engrasarla. Reparte bien por todo el cabello mechón a mechón.

5. Espera un par de minutos mientras masajeas bien el pelo para que actúe bien por todas partes y aprovecha para desenredar (el peine se deslizará con suavidad y sin riesgo de rotura) y vuelve a aclarar hasta que la melena chirríe".

Continúa leyendo