El té con leche no es la bebida de moda, sino la coloración que arrasará en 2022

Se trata de un castaño medio que se clasifica como un color neutro, por lo que favorece a todo tipo de mujeres. La tendencia dicta que se lleva con las raíces más oscuras que los medios y las puntas.

Si el año pasado todas nos volvimos locas con los flequillos -y tratamos de cortarlo en casa- y los colores naturales comenzaron a ser rivales dignos para los rubios, percibiéndose un cambio de tendencia que se reforzará durante el presente año, este 2022 también tiene preparadas otras tendencias capilares. Entre ellas están el octopus hair, el archimencionado bob y una coloración que es una auténtica novedad: el milky tea.


Si te paras a pensar, no es la única tendencia de belleza que está relacionada con la leche, y no, los baños en leche de burra que se supone que se daba la mismísima Cleopatra, no han vuelto. Nos referimos a esa tendencia de uñas que aboga por la naturalidad y cubre la placa de la misma de un tono semitransparente lechoso. Pero, cuando hablamos de pelo, ¿a qué se refiere el milky tea? Se trata de teñir el cabello de un natural castaño claro que es un color lo suficientemente claro como para que favorezca a mujeres de cualquier edad, pero no tanto -con el rubio- para que resulte artificial y que produzca demasiado contraste.

Los expertos definen el color como beis cremoso que no es ni cálido ni frío, por lo que favorece a mujeres de ambas estaciones. Y se llama milk tea, porque el color que se busca es justamente el que se consigue cuando sobre una taza de té humeante se vierte una pequeña cantidad de leche.

Milky tea pelo
Getty Images

Generalmente, para crear este hairlook de manera natural, los estilistas optan por dejar las raíces más oscuras para crear la sensación de que haya dos tonos de té con leche. Además, de esta forma se consigue un resultado natural, ya que las personas que son naturalmente castañas claras, suelen tener la zona de la raíz más oscurecida que las puntas, tanto por posibles decoloraciones como por la incidencia del sol.


Si estás pensado en alguna otra coloración como el bronde -miel o caramelo-, este es algo más oscuro y por esto se considera que está en la categoría de neutrales. El milky tea es un tono que se ha creado para clientes que quieren tener un tono natural y cómodo en su cabello, ya que no se necesitan constantes visitas a la peluquería. El hecho de que esté categorizado como neutro hace que quede bien sobre todos los tipos de piel.

Milky tea recogido
Getty Images

Se trata de un tono tan novedoso que la recomendación de los expertos es que si quieres animarte a probarlo, lleves al salón una imagen de inspiración para ponérselo fácil al colorista. Además refiérele que estás buscando un color marrón claro con tonos beis -el lenguaje de los peluqueros a veces es algo diferente, en cuento a los colores, y si dices estas palabras, sabrán lo que quieres-. En el caso de que una mujer naturalmente castaña se quisiera sumar a esta tendencia, tan solo tendría que solicitar en el salón de belleza que se le oscurecieran las raíces, creando un degradado con su tono natural en el que quedará el resto de la melena.

María Villar

María Villar

Me gusta la pizza con piña y soy un ave nocturna. Vivo entre lunares, lazos, labiales rojos y maxipendientes. Pero también tengo un objetivo: defender la moda y la belleza como formas de expresión.Todavía me corren cosquillas por el cuerpo cuando se refieren a mí como periodista. El café siempre sin azúcar.

Continúa leyendo