Pelo teñido: cómo cuidarlo en verano para que luzca impecable

Cada color que llevamos precisa de unos cuidados específicos. No es lo mismo un rubio que un cobrizo y tampoco que una melena canosa. Descubre cómo cuidar el cabello teñido.

Raquel Saiz, experta en rubios y directora de Salón Blue by Raquel Saiz en Torrelavega (Cantabria) nos da un par de tips que te guiarán para rescatar tu cabello. "Un pelo teñido siempre tiende a resecarse, ya que para que el color se fije, previamente se ha tenido que romper la capa externa de la fibra capilar, la cutícula. Así que el primer enemigo a vencer es la deshidratación para evitar que con los lavados el pelo se apague y el color se desvanezca. El cabello rizado, por naturaleza, también tiende a estar más seco, por tanto, si además, está teñido la necesidad de hidratación será aún mayor. Lo segundo a considerar es la protección, sobre todo de planchas y secadores", afirma Raquel Saiz de Salón Blue desde Torrelavega (Cantabria).

¿Cómo cuido mi melena teñida?

"Cada melena es un mundo, por eso, cabe observar cuál es el estado del pelo de cada persona. Lo fundamental es evitar los lavados innecesarios y hacerlo con champús profesionales para pelo teñido. ¿Por qué? En primer lugar, porque las concentraciones de los principios activos no son las mismas en un producto profesional que en uno de supermercado, de ahí la diferencia de precio. Además, los más baratos utilizan ingredientes químicos en sus formulaciones que son más agresivos con el color, haciendo que se desvanezca más pigmento durante los lavados. El otro punto importante es la hidratación, es lo que le aporta fuerza y brillo. Acondicionador y mascarilla son un must have para el pelo teñido, y más en verano", asegura la experta. 

¿Cómo refrescarlo?

"Con los lavados, las visitas a la playa o la piscina y, sobre todo, la acción del sol, el color no solo tiende a apagarse, también, puede alterarse. Me refiero a los temidos tonos amarillos. Para corregirlo y refrescar el color no hace falta volver a teñir, podemos retocarlo con una técnica de decoloración más suave que se ayuda del agua presente en la fibra capilar para no dañarla y con la que conseguiremos aclarar dos tonos. Lo suficiente para 'limpiar' y devolver la luz y el tono perdido", explica la experta. 

¿Y si tienes el pelo rubio? 

Los rubios son nuestros favoritos en los salones, aunque es mucho más sensible ante la pérdida de color. No solo debemos introducir hábitos adecuados en nuestra rutina diaria, como la mascarilla, también debemos tener en cuenta cómo el sol, la contaminación o el agua de la ducha inciden en nuestro pelo. ​"Cuando teñimos, debemos abrir la cutícula del cabello, donde se conservan nutrientes y aceites que mantienen el pelo flexible y resistente. Por eso es tan importante reparar la hidratación y la nutrición perdida en todas las melenas teñidas, pero sobre todo en las rubias porque el deterioro es aún mayor. Utiliza champús específicos para rubios y evita aquellos que contengan sulfatos o siliconas que puedan resecarlo y aplacarlo. Una vez a la semana corrige el color con un champú morado. Si vives en una zona con un alto nivel de cloro en al agua, intenta compensarlo, el cloro tiñe de verde También aconsejo invertir en un buen producto, al final lo barato sale caro", aconseja Raquel Saiz.

Continúa leyendo