¿Por qué se cae el cabello en otoño?

¿Empiezas a perder el cabello como cada otoño? Un año más, nuestro pelo se cae y entramos en pánico, sin embargo se trata de un proceso natural del cabello. No pierdas el control, hay soluciones y respuestas a este problema y no, no eres la única que lo padece.

Caída cabello estacional
Imaxtree

Tras el placentero verano nuestra vida vuelve poco a poco a la rutina, decimos adiós al relax, al buen tiempo y a esos momentos de terracita entre algún que otro exceso en la alimentación. Y si esto tiene consecuencias directas en nuestro humor (la depresión post-vacacional es real) o nuestro cuerpo (aún estamos buscando un nombre para la "operación perder los kilitos del chiringuito playero"), el cabello también nota este cambio de vida.

¿Por qué perdemos el cabello?

A diario perdemos unos ochenta o cien cabellos, ¿imposible? Es un hecho absolutamente normal. Sin embargo, hay épocas en las que la pérdida es mayor y se extiende en un periodo de tiempo. En este caso, podría tratarse de un caso de pérdida estacional que, durante la primavera o el otoño, son absolutamente normales y habituales.

Tras ciclos en los que el cabello sufre agresiones como la sobre exposición al sol durante el verano, el cuero cabelludo y el pelo en general se ven debilitados y terminan cayendo. Se trata por tanto de un ciclo vital. Piensa que los animales cambian el pelo según las estaciones y el ser humano lo hace de otra forma. El verano y el invierno son estaciones con condiciones climatológicas adversas, lo que tiene consecuencias en el cabello. 

No toda la caída del cabello es estacional. Antes de que cunda el pánico conviene identificar tu tipo de pérdida del cabello. Si ha sido muy repentina y ha durado un corto periodo de tiempo se trata de la caída de cabello estacional. Si por el contrario llevas bastante tiempo notándola y cada vez va a más, puede que tu problema sea más grave. Si se trata de una caída lenta y prolongada, acude a un dermatólogo y sal de dudas. 

¿Por que perdemos el cabello en otoño?

 

Te sorprenderá, pero la pérdida del cabello en otoño es más que necesaria. Nuestro folículo descansa durante esta época. Durante el otoño, algunos pelitos se caen y al cabo de unos meses vuelven a crecer. Es simplemente su ciclo vital. Por supuesto, cuando cada mañana al cepillar tu cabello ves que el cepillo se llena de pelo, al igual que el desagüe, el pánico se apodera de nosotras y tendemos a pensar que se trata de alopecia. Relax, por suerte se puede tratar de evitar y combatir por medio de productos cosméticos, la alimentación, la nutricosmética, trucos y rutinas. 

¿Qué factores influyen?

¿Por qué se cae el cabello en otoño?
Getty

 

El problema se presenta cuando la pérdida de cabello es más habitual o muy exagerada. Cuando el cabello se cae sin importar la época del año, entonces interfieren otros factores:

Factores genéticos: la caída de cabello por origen hereditario se provoca por un envejecimiento prematuro del folículo piloso. En este caso, deberás medicarte y tomar vitaminas además de cosméticos, pero al ser hereditario es muy fácil detectarlo.

Factores biológicos: cuando las hormonas no funcionan como deberían, también podemos sufrir la caída del cabello. Nuestras hormonas desequilibran el ciclo y habrá que acudir a un médico para que nos ayude a que vuelva a su estado normal.

Falta de energía: si la respiración de las células del folículo piloso es deficiente, estas no serán capaces de generar energía a partir de los nutrientes recibidos. El cabello crece más débil. Por lo general, necesitará vitaminas y cosméticos que ayuden a dar una dosis extra de energía a tus cabellos.

Factores ambientales: los radicales libres y los contaminantes ambientales destruyen las membranas celulares del folículo piloso y las fibras de colágeno. El cabello crece cada vez más débil y peor anclado en la raíz. Los tratamientos capilares y los cosméticos serán tus mejores aliados.

¿Por qué se cae el cabello en otoño?
Getty

 

- Alimentación: todo buen cambio viene desde dentro y se proyecta hacia afuera. Lo mismo ocurre con la salud capilar. Tras las estaciones en las que disfrutamos de las vacaciones, cometemos excesos en nuestra alimentación y puede que no le demos a nuestro cuerpo y cabello todos los nutrientes que necesite. Por ejemplo, los ácidos grasos ayudan a que nuestro cuero cabelludo esté más hidratado, así como el zinc y el hierro que, además de fortalecer el cabello, logran combatir su sequedad. También es importante no olvidarse de las proteínas, la fibra y las vitaminas. Recuerda que la vitamina c es clave para combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento. 

- Estrés: después de los periodos vacacionales toca volver a la rutina, afrontar los gastos y retomar las reuniones, los horarios apretados y puede que las nuevas aventuras laborales... Esto agobia y nuestro cabello puede ser quien reciba todas las repercusiones de la depresión post-vacacional, si no lo es nuestra vida laboral,  recordamos que justo después del otoño es cuando más rupturas se producen al año. 

- Peinados tirantes: una coleta o un moño muy tersos pueden favorecer no solo que el pelo no respira sino que además se quiebre y caiga como consecuencia de la depresión a la que se ve sometido. Por norma general las gomas de pelo tradicionales hacen que este se tace en la parte de la nuca donde le damos vuelta a la goma. Busca alternativas para recoger el cabello como las gomas de pelo en zig-zag, o los pasadores y huye de los recogidos muy tirantes. 

- Plancha y secador: No es ninguna novedad que los moldeadores del cabello como secadores, planchas o tenacillas resecan el cabello y lo vuelven más fácil y quebradizo. Además, aplicar el calor del secador directamente sobre la raíz del pelo reseca el cuero cabelludo dañándolo y favoreciendo que la fibra capilar se caiga con mayor facilidad. 

- Pelo mojado: si aún no sabes por qué es malo no secarse el pelo, solo te adelantearemos que si te acuestas con el cabello mojado puedes contribuir a que se genere un hongo capaz de aumentar la aparición de caspa... It's up to you!

- Productos de styling: si aplicas tratamientos hidratantes sobre las puntas de tu pelo, no ocurrirá nada malo, sin embargo, si aplicas espuma o laca directamente sobre el cuero cabelludo, estarás obstruyéndolo y al no dejarlo oxigenarse, también favoreces a su caída. 

Soluciones

Además de la ya mencionada alimentación, evitar aplicar productos sobre el cuero cabelludo y reducir el uso del secador, también puedes modificar un poquito tu rutina para lograr evitar y combatir en gran medida la caída del cabello en otoño.

- Lava el cabello con agua templada para que sí elimines la grasa del cuero cabelludo pero sin resecarlo.

- Cuando laves tu cabello masajea el cuero cabello con suaves movimientos circulares. 

Cepilla el pelo de una forma suave, evita los tirones y ayúdate de productos desenredantes ¡pero solo de medias a puntas!

- Procura moldear el cabello sin utilizar fuentes de calor. Los rulos siempre son una buena opción. 

- Evita los tintes demasiado agresivos siempre, pero sobre todo más en las estaciones de caída. 

- Evita cubrir tu cabello con boinas, gorros y demás tipos de sombreros que no dejen que se oxigene.

¿Por qué se cae el cabello en otoño?
Getty

 

Incluye también en tu rutina el uso de cosméticos que hidraten tu cabello sin resecar la raíz. Puede que un scrub para eliminar la suciedad sin dañar, champú, acondicionador y una mascarilla hidratante. Y si aun así tu cabello sigue débil, los suplementos ricos en proteínas, oligoelementos y vitaminas te vendrán como anillo al dedo.

 

CONTINÚA LEYENDO