Rizos en verano: cómo peinarte para evitar el encrespamiento

¿Cómo lucir unos rizos bonitos también en verano? ¡Toma nota de estas claves!

El cabello ondulado o rizado es uno de los estilos qué más podemos apreciar en la temporada de verano. La piscina, la playa y las duchas frecuentes hacen que humedezcamos nuestro pelo más de lo normal obligándonos a buscar looks cómodos que dejan a la luz nuestros rizos naturales o permanentados.

"Aunque a simple vista pueda resultar fácil peinar un cabello rizado, cuando entramos en la materia nos damos cuenta de que no es así, incluso vemos que no somos capaces de obtener unos rizos sueltos y esponjosos, en cambio nuestro resultado es más bien lo contrario, unos rizos duros, apelmazados y sin volumen. La razón, actuar con el cabello rizado como si fuese liso y pensando que la espuma es la solución, siendo esta una de las principales razones por las que nos quedan unos rizos sin vida si no sabemos utilizarla", explica Jose García Peluqueros.

Lo primero que debemos hacer al lavarnos el pelo es no cepillarlo con un peine de púas finas, porque esto hará que los cabellos se separen resultando excesivamente complicado volver a fusionarlos en rizos con la misma dirección. Utiliza un peine de púas anchas para desenredar, comenzando a desenredarlo por las puntas y subiendo poco a poco hacia la raíz hasta la completa eliminación de los nudos. Puedes ayudarte utilizando un spray hidratante sin aclarado que te facilitará el desenredo, haciendo que tus cabellos queden más hidratados para definir los rizos. También puedes utilizar un acondicionador o mascarilla específica para cabello rizado, siempre y cuando te la recomiende un profesional, puesto que una mala elección en el producto a la hora de suavizar puede ser el causante de obtener unos rizos lacios y que se estiran con facilidad. Si tu pelo es fino, sano, y extremadamente domable, evita este tipo de productos y opta por otros con efecto salino.

Una vez desenredado, pasamos a la aplicación del producto para definir el rizo. Aquí nos encontramos con una amplia gama formada por esprays, espumas, cremas y geles, siendo cada uno de ellos para un tipo de pelo o de forma de definir el rizo. Pensemos que el cabello rizado natural tiene tendencia a secarse y a romperse debido a su estructura, pero como ocurre con cualquier otro tipo de cabello, tratarlo en exceso con un producto o aplicar uno que no sea el adecuado para él puede causar que se dañe.

El cabello rizado puede dar la impresión de ser más grueso y de tener más volumen que el cabello liso. Incluso podemos pensar que el cabello africano tiene más densidad que el nuestro, cuando en verdad tienen 295g/cm2 y nosotros una media de 330g/cm2. Todo está en la forma y separación de los rizos. Por ello, utilizar productos secos y soltar los rizos harán que parezca que tenemos más volumen y ópticamente más cantidad, en cambio, si utilizamos productos densos y unimos los cabellos, definirán los rizos y obtendremos una melena densa, pero con menor volumen.

A la hora de secarlo, debes utilizar el difusor con la máxima temperatura y mínima potencia de aire. Es importante que no muevas el difusor en círculos para evitar así la rotura del rizo ni dejarlo junto al cuero cabelludo más de tres segundos, porque si lo dejamos mucho tiempo favoreceremos negativamente en la forma natural del rizo. Por último, asegúrate que el cabello está completamente seco, sin nada de humedad, puesto que esta puede hacer que perdamos volumen en el peinado. Si el rizo te ha quedado muy duro y con aspecto seco, aplícate un spray para refrescar los rizos y conseguirás la suavidad que buscas.

Uno de los productos estrella para el verano son las cremas de ondas sin calor, es decir, dejando que el rizo se cree de forma natural sin utilizar el secador. También se les llama gel efecto playa, que dejan el cabello con una sensación similar a la que obtenemos cuando vamos a la playa y lo dejamos secar al aire tras salir el agua. Un rizo definido y con tacto salino.

Cristina Cañedo

Cristina Cañedo

Me gusta contar historias, ya sea en papel, en vídeo, de forma online o a través de imágenes. Apasionada de la música, la fotografía y los viajes, puedes encontrarme en primera fila de un concierto cualquiera, dando un paseo con la cámara por el Retiro o probablemente en alguna cafetería de Madrid, escribiendo mientras planeo mi próxima escapada.

Continúa leyendo