Belleza -- Pelo

14 champús en seco que te salvarán la vida (cuando te dé pereza lavarte el pelo)

Son perfectos para esos días en los que ves que tu pelo no está ni reluciente, ni sucio como para lavarlo urgentemente o cuando realmente no te da tiempo a lavarte el pelo o, directamente, te da pereza meter la cabeza bajo la ducha y necesitas una solución inmediata para poder salir de casa sin que se note que no has lavado el pelo.

Aunque creas que no, el champú en seco se ha convertido en un producto básico en la rutina de belleza. ¿Aún no lo sabías? Esta manera de secar el pelo y liberarlo de la grasa o la falta de volumen ya se llevaba a cabo desde hace siglos utilizando polvos de talco. El champú en seco es ideal para aportar volumen extra al peinado o refrescarlo después de una jornada ajetreada. Lo que no quiere decir que sea un sustituto del champú que utilices a diario o de los lavados habituales.

Ya sabemos que nunca se puede abusar de ningún tipo de producto. Por eso, lo ideal es utilizar el champú en seco como producto de emergencia, pero no diariamente; especialmente si el cuero cabelludo es sensible ya que puede perjudicar la raíz.

Para que lo hagas a la perfección, te damos las claves para hacer correctamente uso de este producto:

- Agitar y rociar a una distancia de 15 a 20 cm de las raíces, separando el cabello en secciones de unos 5 cm. 

- Masajear el cuero cabelludo para activar la absorción del producto durante, por lo menos, medio minuto.

- Cepillar suavemente con un cepillo o peine fino para extenderlo bien y que actúe en el cabello. 

- Esperar un minuto o dos y volver a cepillar de forma suave para eliminar los posibles restos de producto. Aunque la mayoría de fórmulas son transparentes, no debería preocuparnos.

Te presentamos una pequeña selección de champús en seco que, además de limpiar el cabello, aportan volumen y nutren de la raíz a las puntas.