Entrevistas confinadas

Fragancias, belleza, cocina, yoga, dibujo... Entrevistamos a Brianda Fitz-James durante el confinamiento

Perfumada con Gucci Bloom, entrevistamos a Brianda Fitz-James durante la cuarentena para hablar de su relación con la belleza y las fragancias, así como su colaboración artística con Gucci.

brianda gucci confinamiento
Brianda Fitz-James, con la fragancia Gucci Bloom. © Helena Grimaldi

"Llevo el confinamiento bastante bien", comienza a contestar Brianda (Madrid, 1984) ante la cuestión ineludible de estos tiempos. "Normalmente trabajo en casa, así que suelo pasar épocas largas pintando encerrada sin apenas salir; estoy habituada e incluso me gusta". La artista se refiere a las ilustraciones que elabora para revistas, fanzines y marcas ¿La última? Gucci, que le ha encargado trasladar al lienzo su última colección customizable. Como embajadora de la fragancia Gucci Bloom, ella misma nos lo cuenta.

brianda gucci bloom
© Helena Grimaldi

¿Cómo empleas tu tiempo durante el confinamiento?

Como no soy todo lo productiva que me gustaría, estoy aprovechando para aprender a cocinar, ver documentales, practicar yoga... intento mantenerme activa y centrada.

 

Apuesto a que ya has descubierto que tienes algún nuevo talento y le estás sacando rendimiento...

No lo llamaría talento, pero por primera vez disfruto cocinando, y eso que la mayoría de los platos me salen mal. ¡Es extraño cuánto me relaja quemar tortillas y bizcochos!

 

¿Qué echas de menos del mundo exterior?

A mis amigos y a mi familia. ¡Y preocuparme por tonterías!

 

¿Dónde irás cuando acabe la cuarentena?

Muero de ganas de ir al Museo del Prado y al Thyssen, a mi librería favorita, Panta Rhei, al restaurante japonés Shuwa Shuwa, al Club Malasaña a bailar...

 

¿Algún concierto pendiente?

Estoy deseando ver a Jacco Gardner y a Tyler The Creator (debe ser increíble en directo).

brianda gucci bloom
© Helena Grimaldi

¿Qué te gustaría estrenar cuando termine el confinamiento?

Si pudiera elegir, ¡un lookazo de Gucci para celebrarlo!

 

¿Qué hábitos de belleza has conservado durante esta época?

Hago lo de siempre: lavarme la cara con jabón neutro e hidratarme mañana y noche. Uso pocos productos porque tengo la piel sensible.

 

¿Algún secreto de belleza?

No tomo el sol desde los 18 años. Y el secreto de mi pelo son las maravillosas permanentes que me hace Ruphert: queda supernatural y apenas se estropea si lo hidratas bien.

 

¿Practicas ejercicio en casa?

Antes del confinamiento hacía pilates y TRX en un sitio estupendo al lado de casa. Ahora sigo clases online de yoga con @meri_go. Es importantísimo moverse estos días para mantener el equilibrio mental y físico.

 

¿En qué medida ha afectado el confinamiento a tu relación con el perfume?

Relaciono completamente los olores con los recuerdos. Solo uso perfume en ocasiones especiales, así que ahora me remite a salir a cenar, a bailar, quedar con mis amigos... Momentos felices.

 

¿Qué valoras en una fragancia?

Desde el diseño de la caja y el frasco a la calidad y personalidad de la fragancia. Me gustan los perfumes poco habituales que tengan carácter y no sean muy invasivos.

 

¿Qué te gusta de Gucci Bloom?

Destila feminidad y buen humor. Es como adentrarse en un jardín en primavera. Y cómo no, me encanta el estampado oral de las cajas y el diseño del frasco; tengo obsesión por los estampados y los objetos bellos.

brianda gucci bloom
Ilustración de Brianda Fitz-James para Gucci. © Gucci

¿Cómo surgió tu colaboración con Gucci?

Ya había colaborado antes con Gucci Perfumes, hasta que me contactaron de Italia porque les interesaban mis ilustraciones. No te puedes hacer idea de la ilusión que me hizo, fue un sueño hecho realidad.

 

¿Cómo fue el proceso creativo?

Facilísimo, me dieron total libertad y lo más ilusionante es que hayan repetido y sigan contando con mis dibujos.

 

¿Qué valoras de Alessandro Michele, el director creativo de Gucci?

Aparte de su particular visión de la belleza –que comparto totalmente–, el apoyo que ha brindado a multitud de artistas desconocidos, y que gracias a él están en el mapa.

Violeta Valdés

Violeta Valdés

Me licencié en Derecho por error, cuando mi vocación estaba más en una redacción que en un bufete, y corregí el tiro especializándome en comunicación de moda y belleza. Desde entonces, pongo negro sobre blanco mis hallazgos, cruzadas, inquietudes y anhelos en estos dos campos, que son mis dos pasiones. Porque la manga de una blusa o el tono de una barra de labios dicen más del mundo en que vivimos que cualquier diario, y ahí entro yo para contarlo.

Continúa leyendo