"Crear una nueva fragancia siempre supone un reto"

¿Sabías que el oficio de perfumista es uno de los más cotizados del mundo? Dos expertos nos cuentan cómo llegaron a él y nos descubre cómo es el proceso de creación de un nuevo aroma.

Olivier Cresp y Marie Samagne forman el dúo de perfumistas que ha creado la nueva fragancia del universo Nina, Les Délices. Un aroma dulce y chispeante, que revela una nueva cara del icónico personaje de la casa –el original, Nina, fue también obra de Olivier-. Hablamos con ellos para que nos ilustren sobre cómo es el proceso de creación de una fragancia como esta, así como lo que supone formar parte de uno de los oficios más sensitivos del mundo, el de perfumista, al que Olivier se refiere como "una profesión sigilosa en la que, a lo largo de los años, se aprende a ser muy discreto".

Olivier Cresp y Marie Samagne

 

¿Cómo ha sido vuestro camino hasta llegar a ser perfumistas?
Olivier. Vengo de una familia con tres hijos y todos nos hicimos perfumistas, y puedo recordar comidas familiares en las que no hablábamos más que de perfume. Yo lo soy desde 1975. Empecé en Firmenich en 1992 y me convertí en Maestro Perfumista en 2006. Mi memoria olfativa todavía está intacta, y recuerdo de pequeño los campos de flores alrededor de toda Grass. ¡Era maravilloso! Iba a oler el jazmín que florecía entre mayo y septiembre, junto al nardo, las rosas de mayo y las violetas. Miraba las recolecciones de todo tipo: lavanda, lavandin, lírio. Ese fue el entorno en el que crecí. Si hubiera nacido en cualquier otro lugar quizá no me dedicaría a lo que me dedico ahora.
Marie. Cuando era niña me fascinaban los olores sin tener realmente consciencia de ello. A diferencia de muchos de mis colegas, no me crie en el mundo de la perfumería. Vengo de una familia de médicos, y empecé a estudiar medicina, pero enseguida me di cuenta de que no era para mí... Entonces descubrí el ISIPCA -Institut Supérieur International du Parfum, de la Cosmétique et de l'Aromatique Alimentaire- y el trabajo de perfumista, que supuso el descubrimiento de una pasión que no esperaba. Apareció en mi camino por casualidad, ¡la casualidad más maravillosa! Al cabo de un tiempo entré en las escuelas de Perfumería Firmenich. Haberme formado allí significó conocer a maestros perfumistas, como Olivier, que enseguida se convirtió en mi mentor.

¿Cómo aparece la inspiración a la hora de crear una fragancia?
O. Yo obtengo mis ideas de la vida diaria. Cuando cocino o escucho música, cuando viajo o estoy en contacto con la naturaleza, o gracias a un encuentro... Mis ideas son a menudo figurativas, pero entonces algo se desencadena, y trato de recrear el olor que me la inspiró lo más fielmente que puedo.
M. Encuentro la inspiración en todo lo que me rodea... Viajes, comida, colores... Lo que sea.

¿Qué se siente al recibir el encargo de crear una fragancia como Les Délices de Nina?
Orgullo. Alegría. Emoción. Reto. En este nuevo capítulo, es una personalidad, una faceta diferente que nos propone el personaje de Nina. Esta nueva fragancia es complementaria y no canibaliza a Nina.

Les Délices de Nina.

 

¿Cómo fue el proceso de creación de este aroma?
Ha sido una experiencia enriquecedora. Compartir nuestras ideas y trabajar juntos en el mismo proyecto desde el principio ayudó a crear un bonito perfume desde una idea original. Esta es la razón por la que más y más perfumistas trabajan en tándem para crear fragancias.
O. Marie encontró inmediatamente clave de lo que había que hacer con Nina: debíamos hacerla más ácida, más jugosa, juguetona y regresiva. Le proporcionó un toque moderno y dulce, a la vez que femenino y lleno de poesía.
M. Olivier me dejó absoluta libertad para trabajar sobre su creación. Confió en mí e inmediatamente le gustó la nueva dimensión que propuse para Les Délices de Nina.

¿Ha sido vuestra primera colaboración juntos?
No, no lo ha sido, por eso trabajamos juntos en el proyecto muy cómodamente. Una colaboración es siempre un momento de intercambio, un tiempo de compartir, un momento en el que aprender uno del otro.
M. Y me gustaría decir que los consejos de Olivier me resultan siempre extremadamente valiosos.

¿Se puede 'entrenar' el olfato para percibir mejor los aromas?
Sí por supuesto. ¡Todo se puede entrenar! En este caso se consigue oliendo cada vez más olores, jugando a reconocerlos, insertando poco a poco algunos nuevos, y usando mucho la memoria olfativo-emocional.

Olivier Cresp y Marie Samagne (II)

 

¿Cuáles son vuestros ingredientes favoritos a la hora de crear una fragancia?
O. ¡Hace unos años me enamoré de la madera de cedro! Tenemos una de una calidad extraordinaria en nuestra paleta (madera de cedro natural, exclusiva Firmenich). La uso en todas mis creaciones, femeninas y masculinas, de la misma manera. Proporciona una textura cremosa, sedosa, que es fabulosa, una riqueza sensual, una estela intensa y elegante... ¡Tiene muchas cualidades! Es mi firma distintiva. Creo que, siendo perfumista, hay muchas esencias que disfrutas por diversas razones. Me encanta el jazmín por su feminidad y el pachulí por su sensualidad... Esas dos materias primas son misteriosas, intensas, llenas de carisma, con un lado oscuro y delicado.
M. Me gustan las esencias naturales en general porque tienen el poder de contar una historia por sí mismas, son una inagotable fuente de ideas, gracias a sus personalidades polifacéticas, y merecen ser utilizadas lo máximo posible. Posiblemente estoy influenciada por mi experiencia cuando aprendía el oficio de la perfumería en una empresa que trata con materias naturales. También me gustan las esencias amaderadas y ambarinas. Una me fascina, el pachulí, pues su nota es una fragancia en sí misma cálida y profunda, sensual y elegante al mismo tiempo. Me encanta llevar pachulí natural.

¿Hay algún aroma que identifiquéis personalmente con un momento especial?
O. El aroma de un cítrico, sin duda. Mi padre y mi abuelo trabajaban las materias primas, principalmente cítricos. Mi padre viajaba a menudo a Calabria y Sicilia a comprar mandarinas, naranjas y limones. Puras y auténticas materias primas que fueron una parte importante de mi infancia. Y después, cuando crecí, el jazmín y el pachulí.
M. El olor de las acacias en nuestro jardín en Dordogne. Tenían un olor muy específico. En Dordogne tenemos la costumbre de preparar donuts con flores de acacia.

Etiquetas: aromas, perfumes

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS