Vídeo de la semana

No consigo meditar: ¿qué estoy haciendo mal? ¿cómo puedo hacerlo desde casa?

¿Será que yo no estoy hecho para meditar? Si eso también te ha pasado a ti, tranquila, te entiendo, yo me encuentro en una situación muy parecida, por ello comparto contigo todo lo aprendido para poder guiarte en este viaje hacia la mente en blanco.

¿Cómo aprender a meditar? Beneficios de la meditación - The Holistic Concept
Imaxtree

Si eres de las que tiene una cabeza que no para, cuya mente va a dos mil revoluciones, se mete en la cama y no para de pensar cosas pendientes... ¡somos iguales! Somos carne de cañón del estrés, la ansiedad y un descanso irregular. Seguramente que, tanto como a mí, te hayan recomendado que te inicies en la meditación. Yo, personalmente, lo he intentado en más de una ocasión y no lo consigo, siento que soy demasiado nerviosa, pero según he descubierto tras hablar con dos expertas en meditación: ¡lo estaba haciendo todo mal!

Si te sientes identificada con mi situación, descubre conmigo la guía definitiva para conseguir meditar de una manera "normal" sin tanto artificio extra como nos venden en algunos libros y en muchas películas. 

Cómo iniciarse en la meditación

Nos dejamos aconsejar por la experiencia personal de Marta Sánchez-Moreno, CEO y cofundadora de The Holistic Concept, verás que en sus palabras encuentas el reflejo de lo que nos está pasando: "Llevo varios años practicando de manera bastante anárquica e inconsistente. Pero en mi caso, la meditación apareció en el camino sin buscarla. Desde que me inicié hace unos 10 años, he probado varios estilos, con distintos maestros y corrientes, pero no conseguía engancharme. A pesar de ser consciente de todos los beneficios que aporta, haberme leído varios estudios, artículos y libros al respecto, conocer las experiencias de otras personas que meditan a diario, incluso tras haberlo experimentado en primera persona… Había algo que se me resistía.

Hasta que no solté las ideas preconcebidas de lo que era una buena o una mala meditación, de cuánto tiempo tenía que estar ahí “plantada”, hasta que no dejé de verlo como algo que tenía que hacer, y empecé a identificarlo como algo que me sentaba bien y no como un sacrificio o una obligación, no empecé a ser constante con mi práctica.

Aún a día de hoy, intento ser muy flexible (sin dejarme caer en la pereza) y adaptarme a lo que necesito en cada momento, escuchando a mi cuerpo y al estado de mis emociones".

Tips para principiantes

Carla Sánchez, experta en bienestar y gestión del estrés y cofundadora de The Holistic Concept, nos dice que: "Todos hemos escuchado o leído en algún sitio que meditar ayuda a reducir el estrés, a calmar la mente y a controlar las emociones entre otros pequeños prodigios. Pero esta técnica de la que cada vez se habla más, sigue siendo algo lejano para la mayoría de la gente. Con múltiples beneficios que la ciencia ha demostrado, siempre encontramos una excusa para posponer ese primer encuentro con nosotros mismos: ser muy nervioso, no tener tiempo o “eso es demasiado espiritual para mí” encabezan la lista de prejuicios habituales. Hagamos borrón y cuenta nueva y empecemos de cero, lo básico".

Para que quede claro:

Meditar no es…

"Un ejercicio de relajación, ni de evasión, dispersión, ni de no pensar, ni de escapar de la realidad o de autohipnosis; no es dejar la mente en blanco, no es un esfuerzo mental, ni tampoco un ejercicio de visualización".

Meditar es…

"¡Todo lo contrario a lo anterior! Es un potente entrenamiento mental para conectar y aceptar nuestro presente, circunstancias, emociones, sensaciones, errores, a nosotros mismos, a los demás y al entorno integrando la belleza que nos rodea".

Importante: Existen muchos enfoques y técnicas de meditación y todos ellos son válidos y correctos; se trata de encontrar uno que encaje bien contigo.

¿Cuál es la mejor forma de empezar?

Aquí van los pasos básicos, según las expertas de The Holistic Concept:

-No hay un horario ideal para la meditación. Algunas tradiciones orientales sugieren el amanecer o el atardecer, pero nuestra exigente agenda marca el ritmo y aquí se medita cuando encontramos hueco. Lo interesante es que cada horario tiene un efecto distinto. Por la mañana favorece empezar el día con buena energía. Por la tarde a procesar lo que va sucediendo y a serenarnos; y por la noche podemos meditar para cerrar la jornada y mejorar el descanso. ¿La clave? Encuentra el mejor momento para ti.

-Simplifica. En lugar de ponerte un objetivo poco realista y querer empezar meditando media hora al día, dedícale 5 ó 10 minutos íntegros un par de veces a la semana. Crear un compromiso llevadero con tu práctica es la mejor manera de ir aumentando el tiempo sintiéndote cómodo.

-Una buena postura. Para meditar no es necesario sentarse con las piernas cruzadas o en posición de loto si no sueles hacerlo. Se puede meditar sentado en una silla, en el sofá, en el suelo y con la espalda apoyada, e incluso tumbada en la cama. Lo importante, sea cual sea tu posición, es tener la columna bien recta para respirar correctamente y favorecer una buena conexión nerviosa.

-No lo hagas sola. Si no estás habituada a meditar, un audio de meditación guiada es lo que necesitas para acompañarte y que tengas una buena experiencia, ¡los hay realmente buenos!

Morphée (idioma español) - aparato de meditación y sofrología - ayuda para conciliar el sueño y la relajación
Morphée (idioma español) - aparato de meditación y sofrología - ayuda para conciliar el sueño y la relajación

Morphée (idioma español) - aparato de meditación y sofrología - ayuda para conciliar el sueño y la relajación (79,95 € ). 

¿Cómo podemos descubrir realmente sus beneficios?

Beneficios de la meditación - The Holistic Concept
Imaxtree
  1. Cuando notes “que no tienes el día” no renuncies a tu meditación. Mejor cerrar los ojos un momento, respirar profundo y observar cómo te sientes física, mental y emocionalmente aunque sea en versión exprés, que no hacerlo. Realizar una pausa de silencio siempre tendrá un efecto positivo en ti.
  2. Una estrategia que puede funcionarte es hacer un pacto de bienestar contigo misma, un compromiso para estar bien en el que meditar será tu herramienta para cuidar la mente y las emociones, igual que el deporte te ayuda a cuidar tu cuerpo o cuidas lo que comes.
  3. Ver la meditación como una aliada de tu felicidad en lugar de una obligación, cambiará la disposición con la que te sientas a hacerlo. La actitud es la base de todo ;)
  4. Puedes encontrar diferentes tipos de meditación para iniciarte en www.theholisticconcept.app, que cuenta con un Servicio Premium para que cualquier individuo, además de las empresas, pueda disfrutar de más de 200 contenidos de calidad (estiramientos, prácticas guiadas de relajación y respiración, corrección postural) y ayudarles, así, a controlar y reducir el estrés, tensión o ansiedad.

Nos explican desde el centro de bienestar The Holistic Concept.

 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo