Blogs -- El blog de Mónica Cruz

Mi cuerpo no quiere tu opinión

Es curioso lo que nos afecta lo que piensen los demás, cuando lo más importante y la base de todo sería sentirnos bien con nosotros mismos, así habría un equilibrio y acabaríamos con muchas inseguridades, dejando de sentirnos siempre insatisfechos.

Esto nos pasa a todos pero no quiero pasar por alto que las mujeres (una vez más) tenemos el doble de presión que los hombres. Yo hablo desde mi experiencia pero por desgracia es algo que veo constantemente. Cuando las mujeres cogen algún kilo de más siempre el comentario es negativo:"estás más rellenita" o "¿estás bien?", "te veo desmejorada" o "tienes mala cara" etc... El mensaje va camuflado con una falsa preocupación, cuando realmente lo que te están diciendo sería algo así cómo: "No te puedes permitir abandonarte o tienes que estar perfecta o por lo menos desvivirte por estarlo".

Lo más triste de todo es que la mayoría de las veces no somos conscientes de lo que estamos diciendo porque es el mensaje que hemos mamado desde pequeñas y que, por desgracia, nos vamos pasando unas a otras. Cuando este comentario va dirigido a un hombre, siempre es mucho más tolerante, es gracioso que tengan barriga y es hasta normal que sus cuerpos vayan cambiando con la edad y ¿por qué los nuestros no?