Brunch: Un delicioso ritual para los que odiamos madrugar

Unión de las palabras "breakfast" y "lunch", desayuno y almuerzo, nace el "brunch", la mejor opción para los que detestamos madrugar en fin de semana y no queremos renunciar ni a una cosa ni a la otra.