Blogs -- Weekendstyle

Cine de verano, el mejor plan para las tardes de agosto

Es llegar las vacaciones y comenzar a planificar qué hacer. No sé por qué. Con lo tranquila que podría estar durante mis días y mis noches de asueto a la bartola. Pero no. Me puede el nervio y las ganas de hacer todo aquello que durante el resto del año, generalmente por falta de tiempo, no llego a realizar, como, por ejemplo, ir al cine.

No es que no vaya jamás, pero es cierto que no lo hago tantas veces como me gustaría. Así que aprovecho el verano para recuperar el ritmo perdido y ver esas pelis que se han quedado en el tintero. Bueno, otro momento y lugar en el que hago lo mismo es cuando tengo por delante vuelos muy largos. Siempre, lo primero que hago es revisar qué películas están disponibles y en qué orden las voy a ver. Y la conclusión es que algunas de ellas me alegra, y mucho, el hecho haberlas visto a 1.000 pies de altura, sola y sin haber arrastrado a nadie a acompañarme al cine. Y es que es toda una responsabilidad el elegir peli, sobre todo cuando piensas en ir al cine con tu pareja. Al menos, yo con la mía y nuestros gustos dispares...jajajajaj 

Bueno, regresando al momento verano, en el que las pretensiones de críticos cinematográficos de andar por casa merman, es cierto, que todo vale. Desde aceptar ir a ver el típico filme de tiros y acción que en principio no entraba en tu listado, a tragarte (sin aflicción alguna) por vigésimo quinta ocasión aquella que ya se puede considerar un clásico en tu filmografía personal.

Una oferta tan amplia y variada como dependiendo de donde nos pille tanto si es en nuestra ciudad habitual como donde nos hemos fugado de vacaciones.

Yo, para mi primera noche de cine he escogido este sencillo look en el que he combinado un vestido con un divertido estampado junto a unas cómodas sandalias. Poco más.