Marie Claire

Invitadas que eclipsaron a la novia: la dama de des-honor

¿Qué harías si tienes una amiga 'celeb', modelo o 'influencer'? ¿La invitarías a tu boda? Piénsatelo dos veces y mira estos ejemplos donde la invitada literalmente brilló más que la novia. Aunque, ¡recuerda! La amistad está por encima de todo.

Elegir a la mejor dama de honor para el día más especial de tu vida es mucho más importante de lo que parece. No sólo será tu mejor consejera y te apoyará en los momentos más críticos de la espera, sino que querrá que brilles por encima de todos. Sin duda es algo en lo que hay que pensar (varias veces) tanto para la propia estabilidad de la boda como para la endereza de la novia.
Sin embargo, cuando tu principal dama de honor –o al menos una de ellas-, es una celebrity internacionalmente conocida, las posibilidades de ser la protagonista indiscutible se reducen aunque sea un poco… Famosas como Taylor Swift, Rihanna o Jennifer Laurence normalmente siempre concentran toda la atención allá donde van.
Estamos tan acostumbradas a verlas con increíbles looks paseando por las alfombras rojas más importantes del mundo, que cuando vemos a, por ejemplo, Cara Delevigne con un vestido blanco como dama de honor, nos parece lo más raro del mundo. ¡Pero pasa! Y sucede todo el tiempo. Sí, las famosas también van a bodas de amigos, bailan y sujetan las colas de los vestidos de las novias. Cómo no recordar a Pippa Middleton en la boda de su hermana Kate Middleton. Ese impecable vestido blanco que dejó en entredicho la aparición de la que sería la Duquesa de Cambridge minutos después.
Desde Eva Longoria, pasando por Paris Hilton hasta Lady Gaga –a la que ya hemos visto dos veces como dama de honor-, hay muchas historias de celebrities que ocupan este papel tan importante en las bodas. Sus estilismos, incluso podrán inspirarte si este verano serás una de ellas –pero menos famosa-. Si quieres que tu mejor amiga o tu hermana disfruten de su boda como verdaderas protagonistas existen reglas no escritas que respetar: no vestir de blanco o no dar ninguna noticia importante. ¿Te acuerdas cuando Rachel anunció que estaba embarazada en la boda de Mónica? Una situación que debemos evitar si queremos que el día transcurra con normalidad.
Fíjate en algunas de las damas de honor que inevitablemente fueron el centro de todas las miradas en una boda que no era la suya: cantantes, actrices y top-models que eclipsaron en algún momento a la novia (sin querer).
tracking