Así se viven los Premios Goya desde dentro

¿Quieres saber cómo es disfrutar en primera persona de la noche más importante del cine español?

Así se viven los Premios Goya desde dentro

Noche de emociones, nervios, sueños y deseos, eso es lo que se vive en la fiesta del cine español; este año tuve la suerte de poder estar allí, en los Premios Goya 2016, viviéndolos en primera persona. Una experiencia preciosa porque me dedico a ello y soy una apasionada del cine. Johnnie Walker Blue Label lo hizo posible, y pude brillar con un vestido de Mónica Cordera.

Todo comienza muy pronto, incluso días antes, cuando el equipo empieza con todos los preparativos. Y es que Dani Rovira y todos sus compañeros están mucho tiempo preparando y ensayando para que todos disfrutemos de la gala.

Pero ese día, a las 16h todo está listo: llegan los fotógrafos, los redactores, los cámaras, se hacen las pruebas de sonido, la gente de protocolo comprueba y organiza hasta el más mínimo detalle para que no se escape nada... Y presentes están también las fans, que son las primeras al pie del cañón desde muy prontito, esperando fuera a sus actores favoritos.

Sobre las 18h todos los fotógrafos y cámaras estaban en sus puestos (es una vista bonita que impresiona a quien se pone delante, o por lo menos a mí). Todos están ahí con la misma intención: captar los mejores momentos y looks de la alfombra roja. Incluso Diego, un perro policía que estaba al final de la alfombra roja listo para trabajar.

goya 2016
Luis Tosar y Maria Luisa Mayol bromeando con los fotógrafos/ Cordon Press.

 

Llegan 19:30 y con ello los primeros invitados en pasar por la alfombra roja y el photocall: Jordi Sánchez, Nathalie Seseña, Maria Botto… Vestidos y trajes para todos los gustos, y mis favoritos han sido el Teresa Helbig de Úrsula Corberó, el Basaldúa de Juana Acosta, el Carolina Herrera de Marta Hazas, y el Pronovias de Amaia Salamanca. Los cuatro muy diferentes entre sí, pero todos lleno de sencillez y elegancia. 

A las 20:30 pude entrar en el auditorio, y la sensación es genial. Todo iluminado, mucho silencio y sólo escuchas pequeños ruidos de toda esa gente de equipo que está ultimando detalles. 

Al acabar el paso por el photocall, algunos deciden ir a tomar algo para esperar a que empiece la gala; otros hablar para no intentar pensar y dejar los nervios atrás, y a los que les toca participar en ella no les da tiempo a nada, pues deben ir corriendo del photocall a vestuario para prepararse para estar listos a las diez en punto.

Así se viven los Premios Goya desde dentro
Dani Rovira posa en el photocall antes de la gala/ Cordon Press.

 

De la gala qué puedo decir: un Dani Rovira para mi gusto de diez. Siempre dicen que repetir algo es difícil, pero a mí me hizo reir tanto (o más) que el año pasado. Hubo alegrías y sorpresas, también alguna que otra desilusión, pero la única verdad de todo esto es que el mejor Premio Goya que nos podemos llevar es trabajar en lo que nos gusta. 

Truman fue la triunfadora de la noche; una mascota tan adorable, amigo de Ricardo Darín, ha sido la clave para ganarse el amor del público y también el reconocimiento de los académicos. 

Goya 2016
'Truman' fue la gran triunfadora de la noche/ Cordon Press.

 

A la 01.15 terminaba la gala y comenzaba el cóctel. Todo estaba precioso, decorado con globos en tonos azules como homenaje al 30 aniversario de los Premios Goya. Ahora sí, tocaba relajarse, disfrutar, celebrar y hablar con compañeros, amigos o conocidos, ya que en las horas anteriores eso era prácticamente inviable.

Allí me encontré con muchos compañeros, conocidos y amigos, entre ellos el Peeptoes team, con Paula y Manuel. Quiero aprovechar para felicitar a Jorge Coira, amigo, compañero y profesor que se llevó el Premio Goya a Mejor Montaje por El Desconocido. 

Etiquetas: cine, premios goya

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS