Celebrities -- Alfombra roja

Alfombra roja de los Globos de Oro 2018: todos los looks

El color negro no se hizo esperar. Tras la polémica sobre el acoso en Hollywood que comenzó con la acusación a Harvey Weinstein y destapó casos como el de Kevin Spacey, los Globos de Oro querían poner su "miguita" en contra del acoso y por ello varias actrices avisaron con antelación a través de sus redes sociales, que sus vestidos iban a ser negros como parte de su queja contra este escándalo. Un negro que pretendía demostrar el luto de la sociedad ante el acoso y que tenía su origen en un tuit de Alyssa Milano y en la plataforma Time's Up

Jessica Chastain, nominada por su interpretación en Molly's Game, siguió con la tónica de la gala, siempre fiel a su estilo inspirado en el glamour del Hollywood de los años 50. Margot Robbie, nominada por I Tonya, dejó latente su belleza y sensualidad enfundada en un increíble y entallado diseño con lazada plateada y bordado incluido.

Emma Stone que el año pasado nos dejó muy claro su don para acertar en las grandes alfombras rojas, una vez más acertó de lleno con un entallado vestido de encaje, que dejaba uno de sus brazos al descubierto, algo que supo potenciar con su peinado. Otra de las nominadas más jóvenes, Soirse Ronnan, sorprendió con su futurista elección con apliques metalizados. 

Diane Kruger, cuya película En la penumbra, estaba nominada a Mejor Película Extranjera, acertó de lleno, como siempre acostumbra a hacer, al enfundarse en un vestido de transparencias que combinaba negro y plateado con grandes aperturas. Otra de las nominadas, Elisabeth Moss, optó por un vestido de corte midi, más tradicional que el resto de los vistos en la alfombra roja. Su punto diferenciador fue el cuello joya. Las protagonistas de la miniserie Big Little Lies, Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley fueron fieles a sus estilos, formando un tándem ganador (como su serie) y con el negro como elemento común.

Susan Sarandon, cuya belleza parece resultar impertérrita a pesar de los años, eligió un elegante traje de chaqueta acompañado por camisa blanca y salones, al más puro estilo esmoquin. Jessica Biel, siempre perfecta, eligió un conservador diseño de corte clásico y escote corazón que jugaba con los volúmenes con las gasas que lo componían. La actriz culminó su look optando por un falso Bob.

Alison Brie, cuyo paso por la alfombra roja está comenzando a hacerse de lo más habitual, dejó a un lado la estética de Glow y eligió un discreto diseño en negro que combinaba pantalón y falda de estructura. Todo un acierto. Pero más allá de los nominados y las nominadas, tampoco podíamos dejar pasar a invitadas como Kendall Jenner, que no perdió la oportunidad de presumir de piernas con un espectacular vestido con escote de corazón y apertura frontal, que recordaba inevitablemente al vestido de Angelina en los Oscar de 2012.

Dentro de los asistentes masculinos, destacaron el siempre impoluto Hugh Jackman, nominado por The Greatest showman, se enfundó en un perfecto esmoquin negro con pajarita. Simplemente impecable. Ansel Elgort, uno de los más jóvenes de la gala y nominado por su papel protagonista en Baby Drive, tampoco quiso salirse del habitual traje negro, eso sí, lo acompañó de camisa también negra. Uno de los trajes más originales fue sin duda el de Chris Hemsworth. El actor australiano escogió un traje negro y lleno de bordados. James Franco, tampoco se la jugó y, haciendo uso de su particular estilo, eligió un traje negro con chaqueta de terciopelo. Su hermano optó por un diseño más tradicional.

Tanto hombres como mujeres dejaron clara su posición frente a los recientemente descubierto casos de acoso y por primera vez dejaron a un lado los comentarios frívolos en los que se identifica al diseñador que firma el vestido, para hacer una crítica unánime al acoso. A continuación te dejamos toda la alfombra roja de los Glbos de Oro para que juzgues tu misma.