Un vestuario de Oscar: los 15 diseños más icónicos del cine

Elegantes, sorprendentes, atrevidos... Algunos vestuarios ganadores de la estatuilla más preciada del cine han hecho historia. Recordamos nuestro favoritos en esta galería digan de estatuilla.

El próximo 4 de marzo, se celebra la edición número 90 de los Premios Óscar (aquí te dejamos la lista completa de los nominados). Aunque la ceremonia siempre nos deja sorpresas, algunas películas ya se anuncian como grandes favoritas. Es el caso de El instante más oscuro de Joe Wright o Tres anuncios en las afueras de Martin McDonagh, ya nominadas en varias categorías de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA) y con 5 y 7 nominaciones a los Oscar respectivamente. 

Lo que sí parece claro, es que ninguna de estas películas sería la misma sin su vestuario. Sea cual sea el género de un largometraje, los ‘looks’ de los personajes influyen en nuestra manera de percibirlos, de entender su carácter y de juzgarlos. Es por lo tanto uno de los aspectos que conviene cuidar para asegurarse de transmitir el mensaje adecuado al espectador. ¿El objetivo? La credibilidad por supuesto, pero también la transformación. "Jugamos con la idea de convertir a los actores en lo que no son", dijo una vez la diseñadora de vestuario Edith Head, ganadora ocho veces del óscar en la categoría de Mejor Diseño de Vestuario. El vestuario es también simbólico: permite ubicar al personaje en un entorno, definir su clase social o incluso su pertenencia a una ideología. Permite definirlo sin palabras. Algunos vestuarios pasaron a la historia por su llamativo y cuidado aspecto estético, pero sobre todo por su originalidad, atrevimiento y singularidad. ¿Hubiéramos percibido la película Moulin Rouge de la misma manera sin corsé, sombrero y medias de rejilla? El vestuario es también fundamental para anclar una película en su época y contexto. De ello depende en gran parte su éxito.

¿Quieres volver a recordar algunos vestuarios icónicos del cine? Repasemos, de la mano de Stylight, las películas ganadoras de los Óscar en una o varias ocasiones que más nos hicieron soñar. Algunos vestuarios consiguieron pasar a la historia pese a no haber aparecido en una película galadornada. Es el caso del sublime vestido verde de Keira Knightley en la película  Expiación basada en la novela del mismo nombre escrita por el británico Ian McEwan. Inolvidable.

Continúa viendo nuestras galerías