14 años sin Rocío Dúrcal

Los 5 momentos feministas de su vida que merece la pena recordar

Este miércoles se cumplen 14 años del fallecimiento de Rocío Dúrcal. Una mujer que se convirtió en leyenda dentro y fuera de nuestras fronteras. Su sonrisa angelical y su piel aterciopelada hicieron de ella una mujer referente de otras muchas convirtiéndose así en una de las primeras feministas. Comenzando con su niñez, su desembarco en el teatro fue con la obra ‘Un domingo en Nueva York’ bajo las órdenes de Adulfo Marsillach. Un texto donde el tema principal era la pérdida de la virginidad, por aquella época todavía un tema tabú.

Rocío Dúrcal
Gtres

Su forma de vestir y su vitalidad también fueron referente. Se convirtió en las primeras mujeres que reivindicaron la minifalda. A mediados de la década de los 60 esta forma de vestir se hizo presente en algunas españolas, aunque en el régimen de Franco se consideraba una provocación. Sin embargo, algunas caras conocidas como Marisol, Masiel o la propia Rocío Dúrcal no tuvieron reparos en mostrar sus piernas siempre que quisieron. Todo un grito silencioso a la libertad de la mujer del que Dúrcal formó parte del mismo y de la historia.

Así, Rocío Dúrcal también luchó contra los tabúes de la época rodando una de las películas más transgresoras del llamado género del destape. Junto a Bárbara Rey, Dúrcal rodó en 1977 ‘Me siento extraña’ donde ambas protagonizaron una de las primeras imágenes icónicas de la homosexualidad con ellas dos en la cama. Aquel film se convirtió en la ficción más vista del año. Aunque el resto de temas que se abordan en la película nada tienen que ver con el feminismo -de hecho todo lo contrario- las escenas de ellas dos en la cama se convirtieron en un hito en el cine. 

Rocío Dúrcal
Gtres

Con aquella película, Rocío Dúrcal abundó el mundo de la interpretación para dedicarse a la canción. Entre sus letras, muchos temas son cantos a la libertad de la mujer. Es el caso de la canción ‘Ya te olvidé’ donde alude a la independencia autonomía de las féminas.

En el terreno personal, Rocío Dúrcal da a luz a su primera hija junto al cantante Junior. Lo más característico de este hecho es que la cantante dejó rechazó contratos de trabajo para cuidar a su hija Carmen. Una decisión que tomó ya que en esos momentos era inviable poder conciliar su carrera profesional con la personal. Sin embargo, tras el compás de espera, volvió a retomar su vorágine laboral en el cine y en el teatro.

Continúa leyendo