Aiko de Japón celebra su mayoría de edad sin visos de convertirse en la heredera

El heredero al trono es el hermano menor del emperador Naruhito, Fumihito (príncipe Akishino)

Aiko de Japón, única hija del emperador Naruhito y la emperatriz Masako, celebró este domingo su 18 cumpleaños. Es así la segunda princesa de la nueva generación royals en alcanzar la mayoría de edad. No obstante, a diferencia de su homóloga Elisabeth de Bélgica -quien llegó a esta importante edad el pasado 25 de octubre- no podrá asumir el trono de su país. Y es que, si bien fue educada para representar al Imperio del Sol Naciente, la inquebrantable Ley Sálica solo permite a los hombres ocupar la línea sucesoria.

Aiko de Japón
Gtres

Pese a esto, tras el nacimiento de la princesa, el 1 de diciembre de 2001, se hizo lo posible por modificar esta norma -mediante un gran número de peticiones- con el fin de que Japón tuviera una emperatriz nipona por primera vez en más de 230 años. Sin embargo, nada cambió.  Aiko, cuyo nombre significa ‘niña amada’, ‘niña del Sol Naciente’, ‘niña de buena suerte’, recibió el título de princesa Toshi (‘persona que respeta a los otros’) y el heredero pasó a ser el hermano menor del emperador Naruhito, Fumihito (príncipe Akishino).

Recientemente, se volvió a pedir al Ejecutivo revisar y modificar la Ley para conseguir la igualdad entre príncipes y princesas. No obstante, meses antes de que Naruhito se convirtiera en el nuevo emperador, tras la abdicación de su padre, Akihito, el Gobierno de Japón decidió retrasar esta decisión hasta que ocupara el Trono del Crisantemo. Un hecho que ocurrió el pasado 22 de octubre.

Aiko de Japón
Gtres

Hace un tiempo, los medios japoneses comenzaron a hacerse eco de esta situación y, aunque no se llegado a ningún acuerdo, indicaron que es muy complicado lograr un consenso. Aiko de Japón, que de momento seguirá siendo princesa, es aficionada a la música, a los animales, a los deportes como el baloncesto, a la pintura, la poesía y los animales.

Continúa leyendo