Almudena Cid se suelta la melena y 'manda un mensaje' a Christian Gálvez: ''Tú, no me has olvidao''

Desde el coche y a ritmo de Rosalía. Así ha sido lo que muchos entienden como una indirecta de Almudena Cid a su exmarido.

Van pasando las semanas y las aguas vuelven a recuperar su cauce tras el tormentoso divorcio entre Almudena Cid y Christian Gálvez. La tensión se ha ido rebajando considerablemente pero ahora vive un nuevo pico de morbosidad a raíz de la última aparición de la exgimnasta. A bordo del coche de una amiga, presumiendo de flequillo despuntado y de look, canta junto a su acompañante el estribillo de Candy, uno de los últimos éxitos de Rosalía. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque el estribillo reza aquello de “Pero es que sé que tú, no me has olvidao’, no me has olvidao’”. Risas, miradas cómplices entre ellas y lo que parece ser toda una indirecta al presentador de televisión. Si quieres ver el instante completo, no te pierdas el vídeo que encabeza esta noticia.

Sea como fuere, todo un hilarante momento que no ha pasado desapercibido en las redes sociales y que da mucho de qué hablar. No es la primera vez que Almudena Cid tiene una respuesta así de ingeniosa. Otra de sus salidas más comentadas fue la que tuvo al ser preguntada por el incipiente romance entre su exmarido y Patricia Pardo: “Pasopalabra”, dijo en alusión al programa que Gálvez presentaba. A diferencia de él, ella todavía no se ha recompuesto del daño que le ha supuesto la abrupta ruptura y el ver a quien ha sido hombre de su vida junto a otra mujer apenas unos meses después de dejarlo. Pero el tiempo todo lo cura.

Almudena Cid
Gtres

Se desconoce si esta indirecta llegará a oídos de un Christian Gálvez que disfruta de la Semana Santa en compañía de su nueva pareja. Ha viajado hasta Italia junto a Patricia Pardo, quien se ha cogido unos días libres en El Programa de Ana Rosa. La ciudad del amor -Venecia- les ha acogido con los brazos abiertos para ofrecerles todos sus encantos, que no son pocos, según muestran unas imágenes difundidas por la revista Hola. Unos días antes habían viajado hasta Galicia, tierra natal de la periodista, para que Gálvez se involucre más todavía en la familia de Patricia. Se alojaron en Santiago de Compostela y protagonizaron románticos paseos cogidos de la mano. También estuvieron presentes en un concierto en Coruña, ajenos a toda la polémica que ha destapado el inicio de su relación.

Patricia Pardo, Christian Gálvez
Gtres

Un caldo de cultivo al que subió la temperatura la madre de Almudena Cid. En hasta dos ocasiones se ha convertido en protagonista por cargar contra el que fuera su yerno. Mina Tostado empezó tildándolo de “haber sido un mentiroso toda la vida” y de “manipulador emocional”. Entre las características de este tipo de personalidad, la progenitora de Almudena destacaba que “no aceptan su culpa", "se ríe de ti y te juzga" o "tiene grandes habilidades para la mentira". Un post muy viral que recibió comentarios críticos del tipo "qué necesidad de echar mierda porque ya está con otra, cuatro meses después de haberse separado". Ni corta ni perezosa, Mina le contestaba para seguir atacando a Gálvez: “Tú qué sabrás desde cuándo está con otra. Ha sido un mentiroso toda la vida, si quieres por privado te lo cuento".

Pero días después sorprendió a todos al responder a un tuitero que dejaba entrever una supuesta negativa de su hija a quedarse embarazada: “Estaban en ello”, se desmarcó la madre de la actriz. Unas declaraciones muy fuertes que no han encontrado respuesta por parte de Christian Gálvez.

El asunto más espinoso ha sido el divorcio y el reparto de bienes en sí. Han sido 15 años de romance y 11 de matrimonio que sorprendentemente se han resuelto con aparente facilidad. En un principio se publicó que Cid se quedaba Almudena Cid se había quedado con un loft valorado en 225.000 euros, un coche de alta gama, una furgoneta y dos plazas de garaje. Sin embargo, el entorno de la intérprete teatral desmintió: “¿225.000? No sabía yo que una oficina en un pueblo valdría tanto… No fue capaz de venderlo ni por la mitad. Y el coche de alta gama es un Fiat normal y corriente”, dijo una fuente consultada por la revista Semana.

En cualquier caso, tanto uno como otro están rehaciendo su vida, aunque eso sí, de maneras muy diferentes.

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo