Vídeo de la semana

De las donaciones al almuerzo para los camioneros: los gestos más aplaudidos de Amancio Ortega

Amancio Ortega se ha convertido en uno de los héroes del coronavirus gracias a sus donaciones y buenos gestos.

Gtres
Amancio Ortega

Sanitarios, miembros de las fuerzas de seguridad del estado, empresarios… Han sido muchos los sectores que han hecho un esfuerzo titánico en los últimos meses para hacer frente al coronavirus e intentar paliar la que es una de las crisis más graves de los últimos años. Anónimos y nombres propios que pueden estar orgullosos de su esfuerzo, gracias al cual se está ayudando a miles de personas. Uno de esos nombres es Amancio Ortega, dueño de Inditex, que ha arrimado el hombre y ha hecho grandes aportaciones.

Cuando todo comenzó, a través de la Fundación que lleva su nombre se realizó una donación millonaria de nada menos que 63 millones de euros con el que se pudo comprar una gran cantidad de material sanitario, especialmente escaso al principio de la pandemia. Una cantidad con la que se pudieron comprar 1.450 respiradores de UCI, tres millones de mascarillas, un millón de kits para la detección de la Covid-19 y más de 450 camas hospitalarias, entre otras cosas.

Una donación que no llegó sola, pues unos días antes Inditex donó a la sanidad pública 100.000 mascarillas protectoras y 300.000 quirúrgicas. Una ayuda que no ha parado de llegar, pues semanalmente se ha realizado un envío con material y, además se ha sumado a la cesión de parte de la gran red logística de Inditex, que ha permitido al Gobierno transportar mercancías de una manera más fácil.

 Gestos muy solidarios que ha convertido a Amancio Ortega en uno de los héroes del coronavirus. Pero la cosa no terminó ahí, pues el empresario decidió detener la fabricación de prendas de Zara, una de sus firmas más conocidas, y poner las máquinas de coser a realizar otras prendas más necesarias: mascarillas y batas médicas.

Si bien gran parte de estos buenos gestos se han dirigido hacia el sistema sanitario, hace apenas unos días se conoció que Amancio Ortega también está muy pendiente de esos empleados, quizás más ‘olvidados’, que siguen al pie del cañón desde el comienzo, los transportistas. A sabiendas de que muchos restaurantes y bares de carretera están cerrados, todos aquellos camioneros que descarguen mercancía en Inditex reciben una bolsa de papel con un almuerzo. Un botellín de agua, un bocadillo de tortilla, un yogurt y un plátano con el que reponer energía para seguir trabajando pues, como Amancio Ortega, ellos también deben estar orgullosos y considerarse héroes.

Continúa leyendo

#}